9 de November de 2009 00:00

Las piernas necesitan de mimos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Deportes
  
Después de  ejecutar cualquier actividad física que involucre intensamente   a  los miembros inferiores,  es  importante otorgarles ciertos cuidados para relajarlos y  evitar que se lesionen. Así lo  recomienda José Reinhart.

Uno de ellos consiste en brindarles masajes con  cremas desinflamatorias o también con  hielo, después de  cada participación. Caso contrario los músculos pudiera  resentirse y  lesionarse.

El deportólogo también sugiere al deportista tomar una ducha con agua tibia. Con eso se busca mejorar la circulación.

Evite   los baños muy prolongados y con agua demasiado caliente; lo mejor es el agua fría, pues esta permite que la sangre circule libremente, lo que impide la aparición de las molestosas várices.

Esos ‘tips’ los pueden utilizar los deportistas o  personas que caminan  durante   muchas horas, ya que las   piernas soportan una gran carga de trabajo durante el día y de su desempeño depende en gran medida la agilidad y elasticidad del cuerpo.

Para que las piernas estén en buenas  condiciones  hay que cuidarlas para evitar molestias como sensación de pesadez, temblores, calambres o aparición de  várices.

Si   su trabajo diario le exige permanecer demasiado tiempo sentada o de pie, es probable que al terminar la jornada usted se encuentre con que sus piernas o pies están hinchados, debido a la acumulación de líquidos.

Una forma sencilla de prevenir la hinchazón de las piernas es realizando  una pequeña caminata para estimular su circulación. Rotar el tobillo unas cinco veces de vez en cuando también da buenos resultados.

Si llega a su casa con las piernas o los pies hinchados, recuéstese un momento, levante los pies por encima de la línea de la cabeza y en unos minutos verá cómo disminuye la hinchazón. También es importante  consumir bastante cantidad de agua y reducir el consumo de sal en sus comidas.

Para  evitar la  mala circulación no cruce las piernas, en el caso de las mujeres, aunque aquello signifique un acto de elegancia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)