23 de mayo de 2017 00:00

El petróleo aún domina la estructura energética

A fines del año pasado (2017) se inauguró la central hidroeléctrica Coca-Codo Sinclair. Foto: Archivo / EL COMERCIO

A fines del año pasado (2017) se inauguró la central hidroeléctrica Coca-Codo Sinclair. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 2
Adriana Bucheli

Cuando Rafael Correa inició su mandato en el 2007 planteó la necesidad de repensar el sector energético. En su plan de trabajo reconocía que el petróleo “tiene sus años contados”, por lo que se definió apuntar al desarrollo de energías renovables, entre las cuales se anotaba a la hidroeléctrica, solar, eólica, geotérmica e incluso mareomotriz.

En la presentación La Década Ganada de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) se señala que la inversión en electricidad sumó USD 10 900 millones desde el 2007 hasta el 2016.

Estos fondos se canalizaron principalmente para ocho hidroeléctricas. Hasta el año pasado se inauguraron tres: Coca-Codo Sinclair, Manduriacu y Sopladora, que sumaron 2 052 megavatios de potencia; esto es, 72% de la potencia total prevista (2 832,4 MW).

Las cinco restantes no concluyen su construcción por problemas geológicos o por falta de recursos.

Para el 2017, el Gobierno preveía que el 90% de la generación eléctrica proviniera de fuentes hídricas. Hasta el año pasado alcanzó el 57%.

Aún así el presidente del Colegio de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos de Pichincha, Andrés Oquendo, cree que el cambio en el sector ha sido “significativo” si se considera que en el 2006 el peso de la hidroelectricidad en la matriz eléctrica era solo del 43%. Además, prácticamente se ha duplicado la capacidad de producción de energía renovable.

“Lo bueno de todo esto es que el cambio fue en todas las áreas”, dijo Oquendo al explicar que si hubiera sido solo en la generación se habrían tenido problemas con las transmisión y la distribución, pero se trabajó en el conjunto.

En 2006 los kilómetros de líneas de transmisión eran 7 763, pero para 2016 se incrementaron a 10 877. El dato incluye la línea de 500 KV, una “superautopista” eléctrica que prevé transportar la energía generada en las centrales Coca-Codo Sinclair y Sopladora, y que registra un 94% de avance.

Del lado de la demanda, el Gobierno impulsó proyectos para aprovechar la mayor oferta de energía limpia. Entre ellas, los proyectos de focos ahorradores, el cambio de cocinas y calentadores de gas por encimeras de inducción y calentadores eléctricos, y la renovación de artefactos del hogar por electrodomésticos más eficientes.

Pese a todo ello, el país sigue dependiendo de fuentes no renovables como el petróleo. En el 2006, según datos de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade), el 81% de la energía que demandaba el país se cubría con petróleo. Hasta el 2015, era el 80%.

Esos datos evidencian, para el exministro de Energía, Fernando Santos Alvite, que aún hay trabajo por hacer.

Según el Ministerio de Electricidad, la energía renovable no convencional creció del 1% en 2006 al 2% en 2017. “Estamos desaprovechando las magníficas condiciones que tiene el país para desarrollarse en este campo”, dijo el exministro de Energía, Fernando Santos. Añadió que el país también tiene un gran potencial de energía eólica y solar.

Para Ricardo Buitrón, consultor energético, hoy no hay una política clara y de largo plazo que impulse la energía renovable no convencional (menores a 50 megavatios), por lo que la inversión privada hoy está parada.

Qué se ofreció

Energía renovable  

Duplicar la capacidad instalada de energías renovables hidráulica, solar, eólica, geotérmica y biomasa. En el 2006 la capacidad en este tipo de energías era de 1 876 MW de potencia.

Más generación 

Aumentar la capacidad instalada de generación eléctrica a
8 568 MW. Implica la sumatoria de todas las potencias nominales de las centrales de generación eléctrica del país.

8 centrales hidroeléctricas 

La gran apuesta del Gobierno para el cambio de la matriz productiva incluyó la construcción de ocho centrales hidroeléctricas con inversión estatal. El plan arrancó en el 2007.

Cocinas de inducción 

El Gobierno planteó la entrega de 3 millones de cocinas de inducción que funcionan con electricidad. También, cambiar calefactores de gas por eléctricos en los hogares.

Qué se ofreció

Más energía limpia  

La capacidad instalada de generación de energía renovable subió a 3 853 MW, según Senplades. Entre el 2015 y 2016 entraron en operación tres grandes hidroeléctricas.

Nuevos proyectos se sumaron 

Subió la capacidad instalada de generación tanto hidroeléctrica como térmica. Al cierre del año pasado, según Senplades, la capacidad instalada total fue de 7 345 MW.

Tres centrales ya operan 

Entraron en operación tres grandes hidroeléctricas: Coca-Codo Sinclair, Sopladora y Manduriacu. Otras 5 que representan el 28% de la potencia ofrecida están pendientes.

Lento crecimiento  

Hasta agosto del 2016 se vendieron apenas 432 500 cocinas de inducción. Para ampliar las ventas se promueve el crédito. El sector privado realiza ventas puerta a puerta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)