8 de febrero de 2018 00:00

Petroamazonas depende de las asignaciones del Ministerio de Finanzas

En la perforación de pozos en el ITT, las empresas ofrecen facilidades de  pago a Petroamazonas. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

En la perforación de pozos en el ITT, las empresas ofrecen facilidades de pago a Petroamazonas. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Mayra Pacheco

La Empresa Pública Petroamazonas, que según el Decreto Ejecutivo 314 tiene autonomía financiera, en realidad depende de las asignaciones del Ministerio de Finanzas y no tiene ingresos por su actividad.

El crudo que extrae esta empresa de los campos que están a su cargo va directo a Petroecuador. Actualmente, son 394 535,10 barriles de crudo que se entregan a diario para comercializarlos en el mercado internacional y para producir derivados (gas licuado, gasolinas, diésel). Pero esta transacción no le genera ingresos a Petroamazonas.

Esta empresa que aporta con más del 70% a la producción nacional de petróleo tuvo cero ingresos por su actividad, según datos del informe de gestión al 2016 de la petrolera, al que accedió este Diario.

La situación no cambió el año pasado, precisó Álex Galárraga, gerente de la estatal petrolera. “Esta empresa no tiene ingresos, el Ministerio de Finanzas es la gerencia financiera de Petroamazonas”.

La demora en las transferencias del Fisco que se produjo hasta el 2016 provocó que la entidad acumule una deuda de USD 3 217 millones con sus proveedores hasta el año anterior.

Este desfase obligó a la petrolera a buscar financiamiento en el mercado internacional y hacer ajustes en sus inversiones, gastos operativos y administrativos. La situación era compleja, porque a medida que la deuda crecía su presupuesto se reducía.

En el 2014 Petroamazonas manejó un presupuesto de USD 4 735 millones, pero desde entonces la cifra descendió. Para este año el presupuesto es de USD 3 175 millones.

La variación del precio del crudo fue otro factor que incidió en las finanzas, mencionó Galárraga. El petróleo local se cotizó en USD 84 por barril en el 2014, pero después se hundió hasta 35 en el 2016. Aunque a partir de entonces se ha recuperado, todavía no alcanza los niveles de hace cuatro años.

Para afrontar esta situación Petroamazonas decidió “ahorrar” en al menos 13 rubros desde el año anterior.

Los principales ajustes se realizaron en la perforación de pozos, la estatal pasó de construir 300 pozos a 70, en apenas tres años (2014- 2017); se optimizó el uso de las bodegas, se limitó en la construcción de facilidades, y se establecieron acuerdos con las contratistas para que asuman la capacitación. Incluso, en el 2017 salieron 500 funcionarios, tras un proceso de evaluación.

En inversiones, Petroamazonas destina ahora alrededor de la décima parte de lo que se gastaba hasta el 2014.

Para Luis Calero, especialista petrolero, la reducción de las inversiones en esta industria tiene un impacto directo en la producción de crudo y en los ingresos que tiene el país. Por esto, consideró que es necesario que la empresa tenga autonomía financiera debido a que la estructura empresarial actual es “irracional”.

El Ministerio de Finanzas tiene otra lectura sobre el tema. Fernando Soria, viceministro de Finanzas, consideró que las empresas petroleras tienen autonomía financiera, pues reciben sus recursos tras liquidar, en el Banco Central, los gastos correspondientes (costos de producción, Ley 40, Ley 10) y, luego de eso, el excedente va al Fisco.

“Petroamazonas tiene ciertos atrasos con sus proveedores porque la liquidación de petróleo es insuficiente para sus costos y gastos”, dijo.

La caída en la producción de crudo de Petroamazonas se evidenció en el 2017. Fueron, en promedio, 425 000 barriles por día, es decir 16 000 barriles menos que el año previo.

Pese a ello, Galárraga aseguró que esto no refleja la falta de inversión, sino la aplicación del acuerdo con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para recortar el bombeo.
Para su operación, este año Petroamazonas espera que el Ministerio de Finanzas cumpla con las asignaciones, como lo hizo en el año anterior.

En este 2018, la estatal requiere unos USD 250 millones mensuales del Fisco. Y, a partir de junio demandará 50 millones más para cumplir con el pago de los bonos colocados en el mercado financiero.

En el 2017 Petroamazonas emitió bonos por de USD 971 millones. También hizo pagos en efectivo a compañías como Schlumberger.

Con estas operaciones, la firma financió la mitad de sus compromisos.

Para cubrir el resto de deudas (con Petrex, Baker Huges y otras), Petroamazonas y Finanzas analizan mecanismos para obtener USD 300 millones más. Las opciones son emitir bonos o cancelar en efectivo. Esto se definirá en este mes.

Carlos Pérez, ministro de Hidrocarburos, reconoció que la petrolera estatal está en mejores condiciones, luego de establecer acuerdos de pago con sus contratistas.

El siguiente paso es lograr que esta empresa, como dice el Decreto 314, tenga autonomía financiera. Para esto, Pérez informó que mantienen reuniones con Finanzas, la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas y Petroamazonas para presentar una propuesta de Ley de Autonomía Financiera.

En contexto
La petrolera estatal Petroamazonas se creó en abril el 2010 para gestionar las fases de exploración y explotación petrolera. El Decreto de su creación dice que tendrá patrimonio propio, autonomía presupuestaria, jurídica, económica y administrativa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)