21 de abril de 2015 18:25

Una perrita French Poodle murió en incendio de una casa en Quito

Osita, una perrita French Poodle, murió por la inhalación de gases tóxicos producidos por un incendio estructural. Foto: Diego Puente/ EL COMERCIO.

Osita, una perrita French Poodle, murió por la inhalación de gases tóxicos producidos por un incendio estructural. Foto: Diego Puente/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 53
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 5
Diego Puente

Osita, una perrita French Poodle, murió la tarde del martes 21 de abril del 2015. La causa fue la inhalación de gases tóxicos producidos por un incendio estructural en una vivienda ubicada en las calles Jacinto Escobar y José Abarcas, en el sector de Solanda, en el sur de Quito.

Los bomberos que sofocaron el incendio encontraron sin vida a la mascota en el segundo piso de la vivienda. La French Poodle blanca había inhalado, por dos horas, el humo proveniente de la planta baja.

Sin embargo, otra perrita llamada Luna, de color negro, que estaba junto a Osita, sobrevivió. Ella fue trasladad de inmediato a la clínica más cercana. Los paramédicos del Cuerpo de Bomberos y el médico veterinario Luis Gaguancela la atendieron con oxígeno y sueros. Una manta térmica fue usada para abrigar a la paciente de cuatro patas.

Luna es la mascota que sobrevivió al siniestro. Foto; Diego Puente/ EL COMERCIO.

Luna es la mascota que sobrevivió al siniestro. Foto; Diego Puente/ EL COMERCIO.

El paramédico Christian Valencia indicó que cuando se producen estos eventos, lo que prima es salvar vidas. "No hacemos discriminación y debemos actuar rápido". Se espera que Luna no tenga consecuencias graves por la inhalación de gases tóxicos.

Teresa Vaca, dueña de las mascotas, lamentó lo sucedido. "Era una perrita muy fiel. Me causa mucha tristeza".

Ella se encontraba en el tercer piso de la vivienda cuando uno de sus nietos le indicó que en los pisos de abajo había mucho humo. Cuando quiso actuar ya no pudo bajar y los animalitos se quedaron atrapados en el segundo piso.

Los vecinos ayudaron a abrir las puertas y, con mangueras caseras, combatieron por unos minutos las llamas. Junior Araújo fue uno de los moradores que intervino. Él manifiesta que cuando escucharon explosiones y estallidos de vidrios tuvieron que alejarse.

incendio. Foto: Diego Puente/ EL COMERCIO.

El subteniente del Cuerpo de Bomberos, Lenín Duque, señaló que no hubo víctimas humanas. La valoración preliminar de los daños materiales estableció que se quemó una bodega y un porcentaje del primer piso. Aunque no hay, todavía, un pronunciamiento oficial de las causas del siniestro, los vecinos creen que se produjo tras el retorno de la luz eléctrica a este sector que se encontraba sin servicio desde la mañana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)