9 de diciembre de 2015 11:48

Peritos analizan el cadáver del taxista hallado en una quebrada de Quito

Cadáver desaparecido

El cuerpo de Franklin Sánchez, reportado como desaparecido desde el 20 de noviembre pasado, se encontró en una quebrada en el sur de Quito. Foto: archivo particular

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 7
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Javier Ortega

El cuerpo del taxista Franklin Sánchez, hallado ayer en una quebrada de Cutuglagua, en el sur de Quito, permanece en el Departamento de Medicina Legal. Peritos forenses lo analizarán para identificar huellas de violencia y la causa exacta de su muerte.

La familia de la víctima habló hoy, 9 de diciembre de 2015, con este Diario y aclaró que por el avanzando estado de descomposición no será posible realizar el velorio. Lo sepultarán en un cementerio de la ciudad, una vez que la Policía les entregue el cuerpo.

Sánchez fue reportado como desaparecido el 20 de noviembre pasado. Salió a las 22:00 a trabajar en su auto, un Nissan Sentra, pero no volvió a casa. Por ahora no hay rastros del vehículo.

La victima, de 53 años, vivía en el sector de Guajaló con dos de sus cuatro hijos y su esposa. Era el sustento del hogar.

Los investigadores señalaron que Sánchez tenía sus manos atadas con un cordón de zapato. Eso les lleva a pensar que el móvil del crimen pudo haber sido el robo.

La noche que no volvió a casa, una de sus hijas ya sospechó que algo malo pudo ocurrirle. Su padre siempre retornaba a la vivienda a la 01:00, pero en esa ocasión no lo hizo. Lo llamaron insistentemente al celular, pero respondía la contestadora. La madrugada del 21 de noviembre, a eso de la 01:30, denunciaron la desaparición en la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida (Dinased).

Por su cuenta, la familia recorrió Fajardo, en el valle de Los Chillos. El análisis hecho al celular de la víctima indicaba que transitó con su vehículo por ese sector, posiblemente con una carrera. También lo buscaron por terrenos baldíos, quebradas y bosques donde los agentes suelen encontrar cadáveres.

El rastreo no terminó ahí. También viajaron a Latacunga, Pujilí, Machachi. En todas las ciudades pegaron afiches, sin ningún resultado.

Ahora, tras conocerse que Sánchez fue hallado sin vida y con sus manos atadas, sus hijos, esposa, hermanos y otros parientes solo quieren ubicar a los responsables...

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (2)