15 de agosto de 2015 09:15

Periodista francesa Manuela Picq fue sacada en ambulancia del Hospital Espejo de Quito

La periodista francesa y profesora de la USFQ salió del Hospital Espejo cerca de la 01:30 de este viernes 14 de agosto.Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

La periodista francesa y profesora de la USFQ salió del Hospital Espejo cerca de la 01:30 de este viernes 14 de agosto.Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 443
Triste 10
Indiferente 9
Sorprendido 5
Contento 60
Érika Guarachi

A la 01:15 de este viernes 14 de agosto del 2015 la periodista y profesora francesa Manuela Picq, residente en Ecuador, fue trasladada del Hospital Eugenio Espejo a una clínica privada de Quito, con resguardo policial.

Picq, también de nacionalidad brasileña, fue detenida la noche del jueves 13 de agosto junto con su pareja Carlos Pérez Guartambel, presidente de la Ecuarunari, cuando se encontraban en la marcha de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), trabajadores, jubilados, médicos y ciudadanos que se manifestaron en contra del Régimen de Rafael Correa.

La detención se produjo en las calles Cuenca y Chile, frente a la iglesia de La Merced, en una acción de la Policía Antimotines que arremetió contra manifestante que intentaban, con troncos, romper el cerco policial para llegar al Palacio de Gobierno, ubicado a dos cuadras del lugar.

Tras la aprehensión, la corresponsal extranjera fue llevada al Hospital Eugenio Espejo. Pasadas las 23:00 del jueves 13, medio centenar de policías llegaron hasta los exteriores del área de Emergencia de esa casa de salud pública. Entre los uniformados había agentes equipados con toletes y escudos antimotines.

En las puertas del hospital permanecían compañeros de Manuela Picq, a la espera de noticias sobre su estado de salud y pedían que no la arresten gritando "no tienen ninguna orden, eso sería un secuestro".

Pasada la medianoche, Fundamedios emitió una alerta, para denunciar que Manuela Picq, profesora de la Universidad San Francisco de Quito, podría ser deportada. La asambleísta por Pachakutik, "Lourdes Tibán, y un amigo personal de la periodista confirmaron que la policía ha pedido su pasaporte para luego proceder a su deportación. Un piquete de uniformados espera a Picq para llevarla al aeropuerto", dijo Fundamedios.

Picq ha vivido por más de ocho años en Ecuador y es conocida por ser corresponsal de medios como la cadena Al Jazeera y la revista digital Upsidedownworld. En varias ocasiones ha cubierto y seguido los procesos de movilización ciudadana, en donde también ha resultado agredida físicamente mientras hacía su trabajo. La agresión más reciente la sufrió el pasado 6 de enero de este año, en el marco de la marcha indígena organizada por la Conaie en Quito, en rechazo al anuncio gubernamental de retirar la sede de dicha organización, señaló la organización vigilante de la actividad periodística en el país.

En los exteriores del Hospital Eugenio Espejo, Tibán dijo que Picq le contó que tras la detención ella y Pérez fueron llevados al Ministerio del Interior y que luego los separaron.

Minutos antes de este traslado ellos estaban en la marcha hablando por teléfono cuando sintieron que los echaron al piso. Ella portaba en una mochila su computadora y su cámara, la cuál luego de estos hechos desapareció.

Tibán explicó que la corresponsal tiene golpes en la cabeza, que dijo son productos de toletazos. La líder indígena dijo que en flagrancia se encuentran abogados y que han pedido que se les haga los exámenes médicos legales necesarios.

A la 01:30 de este viernes 14, Picq debió ser trasladada en ambulancia hacia el Hospital de los Valles porque en el Eugenio Espejo el tomógrafo que había estaba dañado, así lo informó Elizabeth Falconí, quien ingresó al área de emergencias de esta casa de salud.


Falconí señaló que en la ambulancia que la trasladaría viajaría también el Cónsul de Brasil. Estaba previsto que Falconí los acompañara como garantía de que no iba a ser detenida.

Cuando las puertas del área de emergencia de esta casa de salud se abrieron, salieron paramédicos; sacaron en una camilla a Picq, enseguida subió el cónsul pero a Falconí no la dejaron ingresar al vehículo, pese a los gritos de las personas ahí en vigilia.

De la puerta de la ambulancia se colgó un policía. Quienes estaban en automóvil trataron de seguir a la ambulancia para conocer a dónde llevarían a Picq, pero el vehículo avanzó a alta velocidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (90)
No (23)