1 de octubre de 2014 20:23

El perfil del defensor del lector encendió la polémica

Seis de los siete vocales del Consejo de Participación Ciudadana estuvieron en el Pleno. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Seis de los siete vocales del Consejo de Participación Ciudadana estuvieron en el Pleno. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 40
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Estefanía Celi Redactora

Los vocales del Consejo de Participación Ciudadana (Cpccs) mantuvieron una acalorada discusión para definir el perfil de las personas que podrán ser electas como defensores del lector y de audiencias de los medios de comunicación. El Pleno de este organismo tiene tres meses para elegirlos; por ello comenzó ayer el segundo y definitivo debate, que se suspendió para el martes.

Apenas aprobaron nueve de los 31 artículos incluidos en la propuesta de normativa, planteada por el presidente del Consejo, Fernando Cedeño. El debate comenzó a tener dificultades cuando se trató los requisitos y prohibiciones para quienes sean designados como defensores. Con la ausencia del consejero Hugo Arias, los seis vocales restantes estuvieron divididos en sus criterios sobre el perfil de esta figura, creada en la Ley de Comunicación.

El defensor de la audiencia, según el artículo 73 de la normativa, debe ser escogido mediante concurso público. Este funcionario se encargará de hacer de “mediador” entre la ciudadanía y los medios de comunicación.

Por esa naturaleza de sus tareas, a los consejeros les preocupa que haya problemas si estos defensores tienen relación con los medios o con las autoridades que los regulan, como el Consejo de Regulación de la Información (Cordicom), la Superintendencia de Comunicación (Supercom), la Superintendencia de Telecomunicaciones (Supertel) e incluso la Secretaría Nacional de Comunicación (Secom).

Por eso, el consejero Luis Pachala sugirió que se prohíba la participación de los servidores de alto nivel jerárquico en estas instituciones o que hayan laborado allí en los últimos dos años. La propuesta fue secundada por los consejeros Andrea Rivera y David Rosero.

Sin embargo, Cedeño se mantuvo en su tesis de que no se puede “discriminar” a quienes hayan salido de un cargo en las instituciones públicas del ámbito comunicacional. Las consejeras Mónica Banegas y Marcela Miranda lo apoyaron.

Finalmente, se acordó que no podrán postularse las máximas autoridades ni aquellos de nivel jerárquico superior de estas instituciones. Tampoco podrán aplicar sus cónyuges, quienes mantengan unión de hecho legalmente reconocida o sean parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad. Tampoco serán válidas las postulaciones de socios, accionistas, directivos o administradores de los medios de comunicación.

Requisitos y prohibiciones

Los requisitos que los postulantes a defensor del lector deberán cumplir son ser ecuatoriano, encontrarse en goce de los derechos de participación política, poseer título universitario de tercer nivel en ciencias sociales, acreditar experiencia laboral o profesional de al menos dos años en áreas de comunicación e información o defensa de derechos humanos y acreditar probidad notoria en el manejo de fondos públicos o desempeño eficiente en la función privada.

El título de tercer nivel también generó polémica en el debate de ayer. Miranda sostuvo que era un requisito demasiado alto, pues hay trabajadores del área de la comunicación que tienen título de bachiller pero años de experiencia. No obstante, el tema fue desechado en la votación.

Aparte de los vínculos directos con altos funcionarios de los medios o de las instituciones de regulación, entre las prohibiciones para los postulantes también está que tenga obligaciones pendientes con el IESS o con el Servicio de Rentas Internas, adeude pensiones alimenticias o sea parte interesada en procesos judiciales planteados por o contra medios de comunicación.

La sesión de ayer se levantó pasado el mediodía y está previsto que se reinstale el próximo martes 7 de octubre. Allí se prevé terminar de debatir el reglamento, que con su aprobación dará inicio al concurso.

Todavía falta por definir un punto: si los interesados van a postular para defensor de un medio en particular o si este les será asignado mediante concurso. De momento, se conoce que las postulaciones se recibirían por tipo de medio: TV, radio o prensa escrita.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)