10 de November de 2009 00:00

Penone muestra su obra en Quito

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción  Cultura
cultura@elcomercio.com

La naturaleza es   un símbolo del tiempo. Los árboles, las hojas, el aire, la tierra...  “han estado ahí antes de que viniera el hombre, están ahora ahí, y ciertamente seguirán ahí cuando se haya ido”. 
 


HOJA DE VIDA
Giuseppe Penone
Vive y trabaja en Turín (norte de Italia) aunque también pasa temporadas en París, donde enseña en  la  École des Beaux-Arts.
Ha expuesto  individualmente en el Museo Guggenheim, de N. York; en la Tate Gallery, de Londres, entre muchos otros.Ese sencillo razonamiento ha sostenido  la práctica artística de más de 40  años del italiano   Giuseppe  Penone.
  
El artista  (nacido en Garessio en 1947)  es actualmente uno de los más renombrados representantes del arte contemporáneo europeo. Pese a que su trabajo es admirado  y conocido entre los artistas latinoamericanos,  nunca había  expuesto en esta parte del  mundo.

Nunca hasta hoy pues en el Museo de la Ciudad (García Moreno y Rocafuerte) se acaba de abrir una pequeña muestra antológica de su  trabajo.

Las obras  fueron escogidas por el propio maestro quien, además,  ha realizado dos  obras   más,  solo para esta exposición.

La gestión de desplazamiento  y montaje es una iniciativa de la  Societá Dante Alighieri de Quito, con auspicio de la Embajada de Italia en Ecuador.  En realidad fue una idea  que se le ocurrió a Miriam Gaggini, directora de la agrupación, quien también es artista visual y ha seguido la huella de Penone, desde hace años.

El criterio que usó el artista para presentarse ante el público quiteño fue el de “presentar una cronología de la  obra para mostrar la intención  de mi trabajo”.

El espacio expositivo  está dividido en dos salas.  En la primera Penone propone   un recorrido por la primera parte de su trabajo, el de la década de los sesenta y setenta. En esta sala se presenta, por ejemplo,   la serie fotográfica ‘Alpes marítimos’, realizada cuando el autor tenía 21 años.

También se ha colocado una escultura hecha de hojas de árbol que fue realizada a partir de un acto performático.  La obra juega con la idea de las huellas efímeras que deja el viento en las  cosas.  “La escultura sutil del viento”, la llama Penone.  La obra de hecho busca emular esa sutileza y esa huella.  Sobre un pequeño bulto de hojas (traídas por el mismo artista desde su casa en Italia, y a donde dice que  las  llevará de vuelta cuando termine la exposición) el maestro se recostó imprimiendo la huella  de su cuerpo. Esa escultura  está  en el centro de la sala. 
 
En la segunda sala  Penone ha buscado construir “  una vinculación  mucho más intensa entre la obra y el espacio”. Esa intensidad, en el maestro, siempre  está mediada por una percepción   personal de  la naturaleza.

Aquí se presenta una producción de los años ochenta y noventa  que incluye esculturas  realizadas en madera, fotografías, intervención sobre cortezas de  árboles y tubérculos, entre otras.  La muestra permanecerá en el Museo  hasta el 27 de  diciembre. Entradas: USD 3, 2 y 1.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)