23 de December de 2009 00:00

El pase del Niño Viajero empezará mañana, desde las 10:00 en Cuenca

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Ecuador

Cuenca vive un ambiente religioso y festivo por el pase del Niño Viajero. Unos 1 000 policías y militares estarán a cargo de  la seguridad en el multitudinario desfile, que se iniciará hoy a las 10:00.

Al control  se unirá el  personal de la Guardia Ciudadana, de Defensa Civil y  Bomberos. Ellos atenderán  casos de emergencia.

Los fieles también están listos. La devota Jesús Crespo  recolectó panes y caramelos entre las vendedoras de los mercados 9  de Octubre, Feria Libre y 10 de Agosto. Los  repartirá a  los  participantes.

 En cambio, Beatriz Álvarez de Pulla  se encargará de ofrecer la chicha a los fieles. Según Diana Cárdenas, del grupo Hermano Miguel (organizador del pase), las religiosas   del Monasterio del Carmen también entregarán caramelos a los niños disfrazados.

Por su parte, la Policía Nacional aportará con 35 000 botellas de agua que entregará a los participantes en  la llegada del recorrido, que será el parque Calderón.

Antes del desfile que cumple 48 años, a las 07:00, habrá  una eucaristía en la iglesia del Carmen, presidida por el arzobispo Luis Cabrera. 30 minutos después, la  imagen de 1823   será trasladada, escoltada por policías, a la iglesia Corazón de Jesús.

En la puerta de ese templo  se levantará un colorido altar desde donde el Niño Viajero  presidirá la multitudinaria peregrinación. Como cada año, está previsto que el desfile culmine antes de las 17:00.  A esa hora habrá otra misa en la iglesia  de El  Carmen.

Cuatro horas después se realizará la vigilia y adoración al Niño. A las 23:00 será la denominada Procesión de la Luz, por las calles del Centro Histórico.

La noche de martes  también hubo un homenaje al Niño Viajero, en la plaza de Las Flores, en el centro de la urbe. Allí, pese a la falta de energía eléctrica, hubo decenas de fieles, que miraron el nacimiento vivo.

En un particular escenario de luces, colores, sonidos y formas, la Reina de Cuenca, Ana Paulina Crespo, y otros 45 jóvenes del Grupo Hermano Miguel y del colegio Benigno Malo, reeditaron el nacimiento del hijo de Dios.

Al finalizar, un espectáculo de luces, pirotecnia y danzas captó  la atención de quienes presenciaron la obra de teatro. Al final se repartieron tamales   a  los presentes.

Este gesto es parte de esta tradicional celebración que se financia con fondos del Monasterio de El  Carmen  (limosnas y venta de productos como pasteles).  También hay el aporte de priostes,  Municipio y otras instituciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)