17 de noviembre de 2017 00:00

La centroizquierda intenta reagruparse

La crisis de AP se percibe como una oportunidad para que emerjan nuevos grupos como Centro Democrático (i) y Democracia Sí. Foto: Cortesía y Diego Pallero/EL COMERCIO

La crisis de AP se percibe como una oportunidad para que emerjan nuevos grupos como Centro Democrático (i) y Democracia Sí. Foto: Cortesía y Diego Pallero/EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 24
Triste 2
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 31
Mario Alexis González
Redactor
politica@elcomercio.com (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Dirigentes de los partidos y movimientos que se identifican con la centroizquierda coinciden en que la crisis de Alianza País (AP) ha abierto una oportunidad política.

Durante más de una década, el movimiento se impuso como referente de esa tendencia, con 11 victorias electorales.
En la actualidad al menos 11 organizaciones esperan que se debilite lo suficiente para poder tomarse ese espacio.

Las organizaciones nacionales que tienen registro de inscripción electoral, y de esa tendencia, son: Centro Democrático (CD), Unidad Popular (UP), Avanza, Izquierda Democrática (ID), Partido Socialista (PS), Fuerza Compromiso Social (FCS), Justicia Social (JS) y Pachakutik (PK).

Entre las que todavía deben legalizarse ante el Consejo Nacional Electoral están: Democracia Sí (DS), Amazonía Vive (AV) y Fuerza Rural (FR).

Los resultados de las estrategias de cada una se evidenciarán en el 2019. Ese año, está previsto que se desarrollen las elecciones para elegir alcaldes, prefectos, concejales y representantes de los gobiernos parroquiales.

Wilma Andrade, directora nacional de la ID, explica que a su organización le interesa principalmente las alcaldías y prefecturas de la Sierra centro y norte. La lista 12 tuvo los mejores resultados históricos de votación en esos territorios.

La ID levanta informes con base en las necesidades y problemas de las principales ciudades. El urbanista Fernando Carrión lidera el equipo que está a cargo de la tarea. Con los datos, y dependiendo de lo que se requiera en cada zona, se designará a los candidatos.

En la Costa, Centro Democrático apuesta a arrebatarle la Alcaldía de Guayaquil al Partido Social Cristiano (PSC). Un objetivo que AP no pudo alcanzar en 10 años. La principal opción es Jimmy Jairala, actual prefecto del Guayas.

En las últimas elecciones, la ID, Unidad Popular, Pachakutik, Democracia Sí y Centro Democrático se unieron en un primer intento de tener un candidato de la tendencia.

El exalcalde de Quito y exdiputado Paco Moncayo fue elegido, pero no logró llegar a la segunda vuelta electoral. Obtuvo el 6,71% de los votos válidos, que lo ubicaron en el cuarto lugar en la primera vuelta.

El 15 de noviembre de 2017, los líderes de esa coalición se reencontraron en la Casa de la Cultura, a propósito de la convención nacional de Democracia Sí, de Gustavo Larrea.

Para él, todo el movimiento que se está dando alrededor de la organización no tiene como fin tomarse el espacio que puede dejar el oficialismo. Más bien -agregó- se busca ampliar la plataforma de apoyo al gobierno de Lenín Moreno.

Larrea cultiva una amistad con el Presidente. Ha reconocido que hablan, de forma frecuente, sobre política. Esto se ha traducido en un apoyo. Democracia Sí ha convocado a una marcha, este martes 21 de noviembre, en Quito, para hacer público su respaldo a la consulta popular.

El desarrollo de ese proceso resulta fundamental para los movimientos y partidos políticos de centroizquierda. Geovanny Atarihuana, director nacional de Unidad Popular, explica que les ha permitido tener una bandera común de lucha para reencontrarse. Por eso considera que la consulta será la primera “gran prueba” para las izquierdas.

El resultado del proceso, independientemente de las votaciones, tendrá que ser la consolidación de un gran frente de la tendencia. Con ese capital se espera luego definir si hay condiciones para presentar candidatos al 2019 de forma conjunta (como pasó en la elecciones pasadas) o por separado.

Antes, Alianza País contaba también con el respaldo de una serie de grupos aliados, que se agruparon alrededor del Frente Unidos. Pero poco a poco se han ido separando y eso también es visto como una oportunidad para la tendencia.

En el camino se han quedado Avanza, Centro Democrático y el Partido Socialista. Además, actuales integrantes como Amazonía Vive buscan personería propia para correr de forma individual en los próximos comicios.

Otra organización que busca un espacio protagónico es Compromiso Social. Tiene una ventaja estratégica a su favor. Su líder y rostro público es el actual ministro de Inclusión Económica y Social, Iván Espinel.

Él, desde su cargo, recorre las provincias, entrega obras, beneficios del Estado a las personas más vulnerables y es una de las cabezas del frente Somos Ecuador, que también se formó alrededor del apoyo a la consulta popular.

En contexto

La crisis de Alianza País no ha permitido que el oficialismo empiece el trabajo preelectoral para las seccionales del 2019. En tanto, las otras organizaciones de la misma tendencia política han empezado a movilizarse para renovar sus directivas, elegir precandidatos y fortalecer sus bases.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (11)