15 de junio de 2016 11:38

Las parroquias rurales de Azuay exigen sus recursos económicos

Con carteles en mano, representantes de las parroquias rurales de Azuay pidieron que se paguen los valores correspondientes a la devolución del IVA. Foto: cortesía Consorcio de Gobiernos Parroquiales de Azuay

Con carteles en mano, representantes de las parroquias rurales de Azuay pidieron que se paguen los valores correspondientes a la devolución del IVA. Foto: cortesía Consorcio de Gobiernos Parroquiales de Azuay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Lineida Castillo

Esta vez la marcha fue contra el Servicio de Rentas Internas. La mañana de este 15 de junio del 2016, representantes de las parroquias rurales de Azuay realizaron una marcha de protesta para exigir la devolución el Impuesto al Valor Agregado.

La concentración fue en los alrededores del estadio Alejandro Serrano Aguilar de Cuenca. Hasta ese lugar llegaron vocales de las Juntas Parroquiales, empleados y campesinos. Algunos portaban carteles como “Ya no más recortes”, “Queremos nuestros recursos”.

De allí avanzaron hasta las oficinas de la zonal 6 del SRI, ubicadas en la avenida Remigio Crespo, donde una delegación fue recibida por las autoridades de la institución estatal. El Consorcio plantea una moratoria a las obligaciones y deudas que mantienen con las diferentes instituciones del Estado como IESS, Banco del Estado, SRI…

Según René Lucero, presidente del Consorcio de Juntas Parroquiales de Azuay, la deuda total del Gobierno a las 61 parroquias rurales de Azuay asciende a USD 5,5 millones. De eso, alrededor de USD 1,5 millones corresponden a la devolución del IVA desde el 2014.

Para Lucero, con los recortes permanentes la situación económica se volvió crítica para los gobiernos parroquiales, pero más para las parroquias pequeñas. Por ejemplo, la parroquia Cañaribamba, perteneciente al cantón Santa Isabel, con una población de 2 000 habitantes, hasta diciembre del 2015 recibía USD 38 000 mensuales. Pero con los dos recortes aplicados en este año solo recibe USD 22 000 por mes. “Esos recursos no alcanzan ni para cubrir los gastos administrativos, sueldos y deudas pendientes.

Mientras tanto, la población reclama a diario por sus obras planificadas con anterioridad”. Tras la reunión mantenida con las autoridades se acordó conformar una mesa de diálogo con las autoridades del resto de instituciones para analizar la propuesta del Consorcio. Se espera una nueva reunión para la próxima semana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)