26 de enero de 2018 17:16

El parque Cumandá, en el centro de Quito, celebra su cuarto aniversario

La programación en el parque Cumandá arranca este viernes 26 de enero del 2018, a las 18:00. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

La programación en el parque Cumandá arranca este viernes 26 de enero del 2018, a las 18:00. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
María Belén Merizalde
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Deporte, arte y cultura se mezclan en los 15 000 metros cuadrados que conforman el parque Urbano Cumandá, ubicado en el centro de Quito.

Desde hace cuatro años este espacio abrió sus puertas para convertirse en una nueva alternativa para los habitantes del centro de la urbe, pero sobrepasó esa expectativa y hoy acoge a quiteños de todas partes de la ciudad e incluso gran cantidad de extranjeros lo visitan a diario.

Por ello, para celebrar su cuarto aniversario, se tiene prevista una variada agenda que busca llegar a toda la comunidad.

La programación arranca hoy, viernes 26 de enero del 2018, a las 18:00 con la presentación de Yavirak, que llevará al público un concierto gratuito de música popular ecuatoriana.

Mientas que para el sábado 27 de enero se han organizado otras actividades para que la comunidad disfrute de la música, las artes marciales y las artes escénicas.

El parque Cumandá acoge mensualmente a cerca de 25 000 personas. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

El parque Cumandá acoge mensualmente a cerca de 25 000 personas. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Este parque, con un tinte diferente e inclusivo, acoge mensualmente a cerca de 25 000 personas que acuden no solo a las áreas deportivas como canchas, piscinas y gimnasio, sino también para ser parte de talleres, funciones de cine o de una agradable lectura en la biblioteca.

Adriana Tamariz, coordinadora general del parque, define a este lugar como un “espacio de libertad” en donde se desarrollan más de 50 actividades diferentes durante cada mes del año.

Andrea Gómez visita frecuentemente el parque y recuerda que el lugar en donde hoy hace ejercicio era hasta el 2009 la terminal terrestre de la ciudad. “Cuando dejó de funcionar la terminal muchos pensamos que el sitio iba a quedar abandonado, pero afortundamente se le dio un excelente uso”.

Para Franklin Játiva el Cumandá es un lugar que recibe a los jóvenes del sector y les permite desarrollar actividades lúdicas. “Muchos antes andábamos en las calles, ahora tenemos un espacio adecuado para hacer deporte o arte urbano”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)