21 de septiembre de 2016 21:32

La gente ya recorre el renovado Parque Navarro, en Quito

Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

El miércoles 21 de septiembre de 2016 cuatro jóvenes terminaban un mural, en el parque Navarro. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 15
Unidad de Noticias

Los moradores y visitantes ya pasean en el regenerado parque Navarro, en La Floresta, en el centro sur de Quito. La inauguración de ese espacio público se prevé para el jueves 22 de septiembre de 2016, por parte del Municipio. Su inversión es de USD 688 608.

El miércoles 21 de septiembre de 2016, en el parque Navarro, un trabajador constataba las conexiones de energía para los tradicionales puestos de comida mientras que cuatro jóvenes terminaban un mural, en el extremo que da a la calle Iberia.
Con este nuevo espacio, los negocios que se ubican en los alrededores ven una oportunidad para atraer a más gente.

Patricio Mena es propietario de una cafetería que abre desde la tarde. Para él, el cambio en el parque Navarro es positivo para la imagen del sector. "La mayoría de gente llega por los platos tradicionales. Sin embargo, si esperamos que, con el aumento de visitantes, haya más gente en los negocios de alrededor", dijo.

Mena no prepara nada distinto a lo que ha venido ofreciendo desde hace tres meses. Pero, espera que su negocio se active más con la inauguración del parque.

La cantidad de gente que frecuenta el denominado 'Parque de las Tripas' fue el factor que llamó la atención de Patricia Montoya, quien, desde hace cinco días, abrió un local de jugos naturales. "Creo que hay que aprovechar la cantidad de gente que llega todos los días. Por eso decidí ubicarme aquí con una oferta que no es la misma que la de las comidas tradicionales", contó.

Los moradores se muestran contentos por la nueva apariencia. Rosmary Vera acudió hoy con su hija. Para ella, la nueva imagen es un beneficio. "Esto estaba abandonado. Ahora hay espacios para niños y dónde descansar", dijo.

Sobre la seguridad, al momento ya hay dos guardias que vigilan el lugar. También, agentes de Tránsito controlan el flujo vehicular en ese sector.

Para la llegada de la gente, se prevé que los automotores se ubiquen en las calles Iberia y Lérida. De acuerdo con los agentes de Tránsito, el tramo de La Conquistadores, entre la Iberia y la Ladrón de Guevara, que desemboca justo en el parque, ya no será para el parqueo de vehículos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)