14 de November de 2009 00:00

Las papas no crecen y no hay pastos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Tulcán

Tres hectáreas de papa, haba y maíz que el campesino Luis Mejía sembró hace un mes están a punto de perderse por la falta de agua.

La tierra está seca, ocre, y el polvo se levanta con los ventarrones. En las últimas semanas, las lluvias son esporádicas en la comuna de San Miguel de Guano, del cantón Espejo (Carchi). 

El martes, Mejía acomodó en su tractor cuatro tanques y los llevó hasta la orilla del río. Los llenó con agua y retornó a sus cultivos.

Colocó unas mangueras y regó un cuarto de hectárea de papas. Las hojas de algunas plantas están marchitas. Al otro costado del terreno árido hay pequeñas matas de maíz. No llueve y teme que se pierdan. “Hace 15 días cayó una granizada y pensamos que llegó el invierno, pero no fue así”.

San Miguel de Guano es un caserío con viviendas dispersas que asoman en la montaña. Abajo están los cultivos y el ganado.

A 15 minutos, en El Ángel, Campo Godoy preparó el terreno para sembrar arveja. Con el azadón levantó la tierra para abonarla cuando llegue la lluvia. “Voy a esperar el agua que manda Diosito”. Él no quiere regar su cultivo usando el sistema de aspersores, como lo hacen algunos campesinos de la zona, porque no es recomendable. El terreno no es  plano.

Godoy sembró media hectárea de papas hace un mes y las plantas todavía están pequeñas. Antes ya hizo una cosecha de papas. Le pagaron USD 12 por quintal. Ahora le preocupa que las vertientes de agua que pasan por su propiedad estén secándose.

A una hora, en el cantón vecino de Montúfar, Hugo Tarapuez dijo que sus plantas de papa demoran en crecer. Invirtió USD 2 000 en el sembrado.

En San Miguel de Guano, el ganado no tiene pasto para alimentarse. La hierba amarilla está a ras de la tierra, porque no ha crecido, debido a la falta de lluvias.

El pasto empezó a escasear desde hace un mes. Las vacas y los terneros están flacos, porque el heno y la avena no son suficientes para alimentar al ganado.

El campesino Luis Mejía -quien también es ganadero- vendió cuatro vacas por el bajo rendimiento en la producción de leche.

El finquero entregaba antes 80 litros de leche diarios a los intermediarios; ahora solo obtiene 30 litros por día. “Nos pagan USD 0,31 por litro”. En otras fincas los agricultores ordeñan las vacas para su consumo personal.

En la provincia aún no se conoce a cuánto asciende las pérdidas ni las hectáreas de cultivos y pastizales afectados.

Lo que se conoce es que este año la cantidad de terrenos destinados a la crianza de ganado se incrementó. A las 100 000 hectáreas que hubo en 2008 se sumaron 40 000 en agosto último. En Carchi hay 140 000 reses y la producción de leche alcanzó los 800 000 litros diarios.

Las siembras no se inician

Según un balance del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuicultura y Pesca, la sequía perjudicó a varios cultivos y a los pastos para ganado.

Desaparecieron cultivos de papa, pasto, maíz y haba. También, los agricultores de la Sierra están afectados porque no pueden iniciar las siembras. Por ejemplo, es época de siembras de papas, pastos, cebada, quinua, chocho, cebolla, trigo, haba, arroz, camote, papayas, pimiento, pepino, melón maní y tomate riñón.

Chimborazo, Tungurahua, Cotopaxi, Guayas, Los Ríos y Manabí son las provincias más afectadas por falta de lluvias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)