6 de julio de 2016 07:52

El papa Francisco acepta la renuncia de arzobispo brasileño por escándalo de pederastia

El papa Francisco se refirió a los matrimonios entre jóvenes que no comprenden el sentido de este compromiso eterno. Foto: EFE

En el marco de la lucha contra la pederastia en la Iglesia, el papa Francisco creó un tribunal en el Vaticano para juzgar a los sacerdotes acusados. Foto: Archivo EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Agencia AFP

El papa Francisco aceptó la dimisión del arzobispo de Paraíba (Brasil) tras una investigación de la Santa Sede sobre un escándalo de pederastia, anunció este miércoles 6 de julio el Vaticano.

El Papa “aceptó la dimisión” de Aldo Di Cillo Pagotto, indicó el comunicado del Vaticano sin más precisiones.

Según medios italianos, el prelado ítalo-brasileño de 66 años es sospechoso de haber acogido en su diócesis a sacerdotes y seminaristas acusados de abusar sexualmente de menores y expulsados por otros obispos.

La renuncia del arzobispo de Paraíba fue aceptada en base al artículo 401/2 del Código de Derecho Canónico, indicó en la nota el Vaticano. Este artículo se aplica para “causas graves”, según las normas jurídicas que regulan la Iglesia católica.

La Conferencia Episcopal de Brasil ha llamado la atención en varias ocasiones al prelado tras las quejas recibidas por fieles, por lo que fue sometido a dos visitas canónicas ordenadas por Roma.

En 2015 Di Cillo Pagotto fue privado de la facultad de ordenar nuevos diáconos y de aceptar nuevos seminaristas.

Según la prensa italiana, el religioso fue denunciado por una mujer que lo acusaba de haber tenido relaciones sexuales con un joven de 18 años, inclusive en la sede de la arquidiócesis.

El nombre del religioso circuló durante el Sínodo de Obispos sobre la familia, celebrado el año pasado en el Vaticano, ya que formaba parte del grupo de prelados ultraconservadores defensores de una posición más estricta sobre la familia.

Con un nuevo decreto emitido en junio por el papa Francisco e incorporado en el derecho canónico en forma de “motu proprio”, el pontífice argentino anuncia que los obispos culpables de “negligencia” frente a casos “de abusos sexuales contra menores” podrán ser destituidos.

En el marco de la lucha contra la pederastia en la Iglesia, Francisco creó un tribunal en el Vaticano para juzgar a los sacerdotes acusados.

Igualmente creó una comisión internacional de expertos para proponer medidas preventivas y se reunió con víctimas de abusos sexuales en Roma y Estados Unidos.

Desde que se convirtió en Papa en 2013, Francisco ha instado en varias ocasiones a luchar contra la pederastia dentro de la institución, unas medidas que las asociaciones de víctimas consideran insuficientes ya que estiman que el Vaticano sigue ocultando muchos casos de abusos dentro de la iglesia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)