28 de June de 2015 12:29

La Panamericana, en el tramo Ibarra-Bolívar, ahora tiene cuatro carriles

Los trabajos de ampliación de la vía desde Tulcán hacia Ibarra de 2 a 4 carriles se realizan desde finales del 2013. Foto: José Mafla/ EL COMERCIO.

Los trabajos de ampliación de la vía desde Tulcán hacia Ibarra de 2 a 4 carriles se realizan desde finales del 2013. Foto: José Mafla/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 66
Washington Benalcázar
Redacción Sierra Norte (I)

El paso de volquetas por el tramo Piquiucho-Cunquer, de 8 Km, en la vía Panamericana que enlaza a las provincias de Imbabura y Carchi, ubicadas en el norte de Ecuador, es constante.

En este trayecto se concentra el mayor número de obreros y maquinaria de la empresa Panavial, encargada de ampliar de dos a cuatro carriles el ramal Ibarra-Bolívar, de 55 km. Así lo asegura Omar Chamorro, coordinador zonal del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP).

En la última semana, el personal de la empresa concesionaria realizaba en un tramo movimiento de tierra. En otro hacían la estructura de la vía y en uno más avanzado colocaban el asfalto.
Chamorro explica que la obra de ampliación tiene un avance del 70% en todo el corredor. Por eso, se reanudó la libre circulación vehicular para todo tipo de transporte, a partir de 22 julio último, tras permanecer desde marzo del 2013 con horarios de restricción.

La circulación de autos, camionetas, autobuses y camiones pequeños levantan pequeñas nubes de polvo por este trecho de la carretera que aún está en construcción.

La mayoría de los 100 autobuses de transporte interprovincial de pasajeros, que viajan diariamente desde Tulcán hacia Ibarra o Quito, volvieron a transitar por esta ruta. Antes utilizaban el ramal alterno Bolívar-El Ángel-Mira-Mascarilla, de dos carriles. La restricción se fijó porque desmontando el talud en los sectores de Mascarrilla y Bolívar.

Sin embargo, Armando Almeida, presidente de la Unión de Transporte del Carchi, que aglutina a seis empresas, explica que gran parte de la ruta Juncal-Bolívar no está aún en buenas condiciones para transitar por los trabajos que se realizan.

En sectores como San Francisco de Villacís, por ejemplo, hay un cuello de botella porque los cuatro carriles se reducen a dos. Los trabajos de ampliación están previsto que finalicen en enero de 2016.

En el ramal Mascarrilla-Juncal se dio prioridad en la apertura de los cuatro carriles vehiculares, que están parcialmente habilitados, para beneficiar a los sectores turístico y comercial del Valle del Chota. Los vecinos de esta zona, como Rolando Lara, sintieron la ausencia de los viajeros durante los 27 meses. Por el tramo Ibarra-Bolívar circulan diariamente 8 200 vehículos, en promedio.

En terminos generales la vía está lista. Sin embargo, hay que tener preacaución en los Piquiucho-Cunquer, en donde se realiza movimiento de tierra y conforman la estructura de la vía y entre San Franscisco de Villacís-Los Andes se coloca la nueva capa de rodadura en los carriles ampliados.

En la comunidad de Carpuela, en Imbabura, se realizan cambio de alcantarillas y colectores. En la comunidad de Juncal se adecúa el área para la construcción de accesos al nuevo puente sobre el río Chota, de 220 metros de luz.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (2)