9 de julio de 2014 19:14

Abu Mazen alerta al mundo de un "genocidio" en Franja de Gaza

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia Ansa
Tel Aviv

Si los ataques con cohetes lanzados por los milicianos de Hamas no cesan de inmediato, Israel extenderá su intervención en la Franja de Gaza y las operaciones terrestres serán inevitables, advirtió hoy el premier Benyamin Netanyahu.

A su vez el presidente palestino Abu Mazen ha definido la situación de Gaza “como una masacre y un genocidio” y pidió la intervención de la comunidad internacional.

El segundo día de confrontación entre Hamas e Israel tiene cada vez más el contorno de una verdadera guerra abierta que ya ha provocado la muerte al menos de 40 personas, entre las cuales veinte palestinos de Gaza que fallecieron durante los ataque aéreos de la jornada. Los heridos son por otra parte centenares.

Fuentes sanitarias de Gaza aseguraron que entre los muertos hay mujeres y niños alcanzados por los misiles lanzados por los aviones israelíes.

A su vez, voceros militares israelíes aseguraron que Hamas ya ha lanzado 220 cohetes, cifra superior a todos los proyectiles eyectados desde la Franja de Gaza durante los encuentros de 2012.

Sólo hoy, durante la jornada del miércoles, cayeron 70 cohetes sobre territorio israelí y algunos alcanzaron incluso Tel Aviv y las urbanizaciones adyacentes del área metropolitana de la capital.

Hamas está lanzando el temible misil M302 de largo alcance que según Israel ha sido suministrado por Irán a la milicia fundamentalista palestina.

Uno de los misiles lanzado hoy recorrió 130 kilómetros de distancia y cayó en Zichron Yaacov, a poca distancia de Cesarea.

Si por ahora no hay víctimas, es por la eficacia del sistema de defensa antimisiles israelí conocido como “Cúpula de Hierro” , que han detectado e interceptado el 90% de los lanzamientos.

Pero voceros del Ejército han admitido que ningún lugar del país parece estar a salvo, pues siete cohetes han sido lanzados contra Dimona, donde se atribuye la existencia de una central nuclear israelí, aunque fueron interceptados por “Cúpula de Hierro” . El comité de seguridad civil interna de Israel han ordenado abrir los refugios de Haifa y el Monte Carmelo, a 60 kilómetros de Gaza.

En la Franja Gaza, la realidad es dramática para dos millones de pobladores que prácticamente ha pasado la noche en vela, pues Israel lanzó 160 incursiones áreas, una detrás de otra.

El Ejército israelí informó que las operaciones se centralizaron sobre 550 sitios presuntamente pertenecientes a Hamas, incluida la vivienda de un comandante de la organización acusado de participar del secuestro del soldado Gilad Shalit.

También fueron ubicados y atacados desde el aire 31 túneles y 50 lanzadores de cohetes, informó el ejército en Tel Aviv.

“Las operaciones se extenderán y continuarán mientras los disparos contra nuestras ciudades no cesen por completo y la calma retorne” , advirtió Netanyahu, que parece haber recuperado la unidad de su gobierno y del país, en la medida en que endureció las acciones de represalia.

Incluso, el presidente Shimon Peres, aún en el cargo por unos pocos días más, alertó que la ofensiva terrestre “podría empezar en breve” . “Les hemos advertido. Les habíamos pedido que pararan. Esperamos un día, dos..tres y ellos han continuado. Ellos han disparado su fuego sobre muchos cielos de Israel” , se quejó Peres.

El presidente Abu Mazen, quien dijo que estaba en contacto con la ONU y el gobierno de Egipto, atacó duramente a Israel amenazando con recurrir a los organismos internacionales como la Corte Penal de la Haya.

“Los eventos de estas horas no son una guerra contra Hamas, sino una guerra contra el pueblo palestino que comenzó en Hebron, pasó a Shufat y ahora a Gaza” , aseveró el presidente de la ANP.

Abu Mazen, de esta manera hizo referencia a las operaciones israelíes en Cisjordania, después del secuestro y asesinato de tres jóvenes israelíes, como así también al brutal asesinato de un niño palestino quemado vivo en un suburbio de Jerusalén, a manos de extremistas judíos.

Khaled Maashal, el líder exiliado de Hamas, afirmó que “las cosas estaban en paz hasta que Netanyahu cometió todos los tipos posibles de terrorismo contra nuestro pueblo” . Ante tal escenario cada vez más destructivo, la diplomacia internacional se está moviendo.

La canciller italiana Federica Mogherini aseguró desde Moscú junto a su colega ruso Sergei Lavrov, que es “urgente evitar una espiral de violencia en Medio Oriente, que podría salirse de control e incendiar una región atravesada por conflictos dramáticos” . “La primera preocupación -humana, incluso antes que la política- es la protección de los civiles y reanudar las negociaciones de paz” , pidió la canciller italiana.

Egipto - que ya negoció el alto el fuego entre las partes en 2012 - podría asumir esa mediación sobre el terreno, mientras que la Liga Arabe ha reclamado de Estados Unidos que “obligue” a Israel a frenar sus ataques sobre Gaza.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)