migrantes

24 de septiembre de 2015 00:00

¿Por qué los países del este de la UE no aceptan las cuotas de refugiados?

Alambradas son instaladas por personal de seguridad de una prisión en un vagón usado para cerrar la frontera entre Hungría y Croacia en la estación de tren de Zakany, a 230 kilómetros de Budapest (Hungría). FOTO: GYORGY VARGA / AFP

Alambradas son instaladas por personal de seguridad de una prisión en un vagón usado para cerrar la frontera entre Hungría y Croacia en la estación de tren de Zakany, a 230 km de Budapest (Hungría).
FOTO: GYORGY VARGA / AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Cuatro estados de la Unión Europea (UE), República Checa, Hungría, Rumanía y Eslovaquia, encabezan la ruptura del bloque entre el este y el oeste después de votar en contra de un controvertido acuerdo adoptado el martes para repartir a
120 000 refugiados
.


En el último momento, Polonia decidió respaldar el sistema de cuotas aunque su postura podría cambiar tras las elecciones generales del próximo octubre.

Las subvenciones de la UE jugaron un importante papel en el desarrollo de las economías de estos países excomunistas tras haberse incorporado a la Unión, al tiempo que cientos de miles de sus ciudadanos también han encontrado empleo y empezado una nueva vida en los ricos vecinos del oeste de Europa.

A continuación, presentamos algunas razones por las que ahora se muestran reacios a aceptar refugiados.

1. ¿Por qué los estados del este han formado un frente contra el reparto de 120.000 refugiados por toda la UE?

Según un reciente estudio realizado por el Instituto de Relaciones Internacionales de Polonia (PISM) , la homogeneidad étnica y religiosa en estos países del este de la UE, predominantemente cristianos, entrañaría un cierto grado de xenofobia y de miedo a lo desconocido.

Las décadas de aislamiento tras el telón de acero como satélites soviéticos también reforzarían la desconfianza ante los extranjeros.

El estudio del PISM reveló que cada vez hay una preocupación mayor respecto a la supuesta “amenaza terrorista” que podrían comportar los migrantes musulmanes para la región, que actualmente alberga comunidades muy minoritarias de musulmanes.

Estos países todavía se ven como los primos pobres que no tienen la misma responsabilidad histórica en la crisis actual que los miembros de la UE con un largo pasado colonial.

“Todos los países excomunistas miembros de la UE tienen dificultades para aceptar a la UE no solo como motor de una creciente prosperidad sino también como una unión para compartir solidaridad y responsabilidades”, declaró el politólogo austriaco Anton Pelinka.

2. ¿Por qué Polonia rompió con sus vecinos y votó a favor de la solidaridad en la UE pese a una oposición feroz?

Varsovia considera que ha obtenido importantes concesiones de la UE, incluyendo la garantía de que aceptar un cierto número de refugiados no significa que el sistema de cuotas obligatorias haya entrado en vigor ni que pueda aplicarse en un futuro sin consultar a los miembros de la UE.

El ministro de Relaciones Exteriores polaco, Grzegorz Schetyna, dijo que Varsovia manifestó su solidaridad con Europa para poder contar el día de mañana si se agrava el conflicto en Ucrania y se produce una ola de refugiados hacia Polonia.

Schetyna añadió que tenía en cuenta el hecho de que “votar contra (el acuerdo) hubiera tenido sentido si hubiera bloqueado la decisión”. Dicho esto, la elección no fue fácil: una fuente europea afirmó la víspera de la votación que “Polonia odiaría tener que elegir” entre respaldar a los países del grupo de Visegrado -en contra del sistema de cuotas- y la posición europea.

3. ¿Mantendrá Polonia su compromiso tras las elecciones generales de octubre?

No está claro. Los últimos sondeos de opinión vaticinan que el principal partido de la oposición, el de la Ley y la Justicia (PiS) , un partido conservador y euroescéptico dirigido por el exprimer ministro Jaroslaw Kaczynski, ganará las elecciones parlamentarias del 25 de octubre. No es ningún secreto que el PiS rechaza la posición de la primera ministra Ewa Kopacz en la crisis de los refugiados.

“La decisión de los ministros de Interior de la UE es un escándalo. Se hizo a costa de la seguridad y sin el acuerdo de los polacos”, declaró Beata Szydlo, que podría convertirse en primera ministra si el PiS vence en los comicios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)