3 de septiembre de 2014 12:14

Padres de niño enfermo temían que les quitaran a su hijo en el Reino Unido

Brett King, padre del niño británico de cinco años Ashya King, acudió al Hospital Materno-Infantil de Málaga para visitar al pequeño. Foto: Daniel Pérez/ EFE.

Brett King, padre del niño británico de cinco años Ashya King, acudió al Hospital Materno-Infantil de Málaga para visitar al pequeño. Foto: Daniel Pérez/ EFE.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
EFE
España

Los padres del niño británico Ashya King declararon hoy, 3 de septiembre, en Sevilla, sur de España, tras ser puestos en libertad anoche, que sintieron "mucho pánico" ante la posibilidad de que las autoridades del Reino Unido les quitaran a su hijo que padece un tumor cerebral.

Brett y Naghmeh King fueron detenidos el sábado en Málaga, sur de España, a raíz de una orden de búsqueda y captura emitida por el Reino Unido con la acusación de secuestrar a su hijo de cinco años, al sacarlo sin autorización médica del hospital de Southampton donde estaba siendo tratado del cáncer que sufre.

Tras su puesta en libertad en España, el matrimonio King tendrá que dirigir sus esfuerzos a recuperar la custodia de Ashya King, cuya tutela reclama un tribunal de un juzgado de Portsmouth, en el Reino Unido.

En una conferencia de prensa en el despacho de sus abogados en Sevilla, abarrotada por periodistas y cámaras de televisión, Brett King aseguró que todo lo que han hecho él y su esposa ha sido "por amor" a su hijo y para evitar que quedara como un "vegetal" con el tratamiento de radioterapia que pretendían darle en el hospital de Southampton, en Inglaterra, donde estaba ingresado.

Junto a su mujer, Brett King habló cinco minutos, en español y en inglés, sin admitir preguntas de los periodistas, para decir que "algo ha fallado en la justicia" de su país, por culpa de la cual su esposa y él han sido "tratados como criminales".

Brett King consideró que los médicos británicos tampoco se han portado bien con ellos ya que les habían avisado en varias ocasiones de que se llevarían el niño a otra clínica para darle un tratamiento menos agresivo que la quimioterapia o la radioterapia.

Con la radioterapia que le aguardaba en el hospital británico del que lo sacaron aseguró que su hijo hubiera quedado en estado vegetal, ya que le iban a suministrar el doble de la que soportaría su cerebro, por lo que planean llevar a su hijo a un hospital de la República Checa en el que le darán un tratamiento alternativo.

La pareja ha puesto a la venta su casa en la localidad de Casares, en la provincia de Málaga, para poder financiar el tratamiento del pequeño. Ashya King se encuentra desde el sábado pasado ingresado en el Hospital Materno Infantil de Málaga en situación estable, según fuentes del centro sanitario.

niño británico

Concretamente, el niño está en la Unidad de Oncología Pediátrica, donde recibe todos los cuidados médicos y de enfermería, y que para hoy tiene previsto recibir una sesión de rehabilitación. Los padres del pequeño tienen intención de reencontrarse -previsiblemente hoy- con su hijo, que prosigue aún hoy bajo custodia policial en el hospital, según las fuentes, que explicaron que los cuidados que recibe persiguen mantener estable su salud tras la intervención quirúrgica a la que fue sometido en Inglaterra y de la que se recupera.

El matrimonio King, testigos de Jehová, agradecieron el apoyo recibido de la prensa y de los Gobiernos de España y Reino Unido e insistieron en que si rechazaron el tratamiento que se les ofreció en su país fue por el bien de su hijo, y porque los médicos británicos les dijeron que si no seguían ese tratamiento les quitarían al pequeño.

En ese momento, admitió Brett King, sintieron "mucho pánico", ya que, según explicó, les quitarían a su hijo cuando más necesitaba de sus padres y del apoyo y la custodia familiar y que pasaría a ser responsabilidad del Estado británico, mientras éste seguía en tratamiento médico.

"Por eso vinimos aquí a España para vender mi casa, que está en Casares, para pagar el tratamiento privado; ya que en Inglaterra ellos dijeron que no iban a pagar el tratamiento", dijo, al insistir en que la radioterapia "no es la respuesta" para un niño de 5 años.

Por otro lado, un juzgado de Portsmouth, en el Reino Unido, comunicó hoy al gobierno regional de Andalucía que tiene la tutela de Ashya King, según informó la consejera andaluza de Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio. En este caso, según la normativa, el servicio de menores de la Junta de Andalucía (gobierno regional) se ha puesto en contacto con la autoridad central del Ministerio de Justicia español, que es la institución lleva este tipo de casos, así como con la Fiscalía de Málaga para adoptar las decisiones pertinentes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)