5 de noviembre de 2015 17:43

Padres de familia del Central Técnico y Eufrasia piden más control policial

Martha Calderón miembro del Comité de Padres del Central Técnico, pide patrullajes en el sector. Foto: Alfredo Lagla  /El Comercio

Martha Calderón miembro del Comité de Padres del Central Técnico, pide patrullajes en el sector. Foto: Alfredo Lagla /El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Érika Guarachi

El robo de celulares es frecuente en la av. Gaspar de Villarroel, en el norte de Quito. También hay personas que se acercan a los estudiantes de planteles de la zona para pedirles dinero. Eso contó Marcelo P., quien atiende en un negocio ubicado en este sector.

El hombre relató que los alumnos suelen ir a su local para cambiar monedas de 5 y 10 centavos, para entregárselas a quienes les exigen dinero en calles aledañas.

Este jueves, 5 de noviembre del 2015, fuera de los colegios Central Técnico y Santa María Eufrasia, padres de familia comentaron que se requiere más seguridad y patrullajes en la avenida. Esto luego del fallecimiento de un joven, de 16 años, a pocas cuadras de su establecimiento educativo.

Martha Calderón, miembro de la directiva de padres de familia del Central Técnico, indicó que se deben realizar más patrullajes en el sector y que se van a organizar para hacer una marcha para solicitar esto último a las autoridades. Contó que por esta noche tenía previsto ir al velorio de Pedro S. para dar el pésame a la familia, en Calderón.

Patricio Maldonado, otro padre de familia de una joven de 16 años que estudia en el Eufrasia, aseguró que es preocupante la situación de la seguridad, por lo que sugiere que los padres se sumen para colaborar con la Policía.

Maldonado explicó que en la entrada de los colegios no hay mayor peligro porque en la mañana suele haber presencia policial. Sin embargo recomendó que las autoridades realicen un recorrido desde la av. Gaspar de Villarroel hasta La Y, indicó.

Añadió que a su hija le han recomendado que no hable con personas extrañas y si intentaran robarle debería ceder a los delincuentes y "dejarse robar".

Gladys Montesdeoca, de 37 años y madre de una alumna del Eufrasia, indignada ante el suceso pidió más controles en la avenida. Si la inseguridad no se combate dijo que considera cambiar a su hija de plantel, aunque reconoce que esta no es la solución.

Además, Montesdeoca recomendó que los padres deben decirles a sus hijos que no lleven cosas de valor porque "quieran o no es tentar a los ladrones".

Otra madre de familia de este plantel y exprofesora del Central Técnico, que prefirió no identificarse, comentó que en la Gaspar de Villarroel han existido constantes problemas con la delincuencia. Señaló que al existir varios planteles educativos, los ladrones se aprovechan para robar celulares o aparatos electrónicos. Por lo que pide mayor vigilancia policial en todos los horarios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)