1 de julio de 2016 09:46

Alumnos del Colegio Menor de la Central serán reubicados en 84 planteles 

Los alumnos del Colegio Menor serán reubicados debido al cierre del establecimiento educativo. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Los alumnos del Colegio Menor serán reubicados debido al cierre del establecimiento educativo. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 35
Triste 11
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 9
Diego Bravo

En los pasillos y aulas del Colegio Menor de la Universidad Central (UCE) hay nostalgia. El fin de año no se vivió como en otras épocas con alegría y entusiasmo. Al contrario, entre los estudiantes hay una ambiente de incertidumbre.

¿A qué se debe? Las autoridades de la UCE anunciaron que ese establecimiento se cierra definitivamente. El Menor surgió de la fusión del Manuel María Sánchez y Odilo Aguilar, ocurrida en el 2010, durante el rectorado de Édgar Samaniego. Pero ambos planteles existieron durante más de 40 años. Se los relacionó con movilizaciones de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), cercana al MPD.

El director general académico de la UCE, Jorge Ortiz, manifestó que los padres de familia han sido informados sobre la decisión y que con el ministerio de Educación se ha coordinado para que los alumnos del Colegio Menor pasen a otros 84 centros fiscales de la capital. Como primer paso de esta reforma, se les pidió información de sus domicilios para ubicar a los jóvenes en planteles cercanos a sus viviendas y así solicitar los cupos en la Cartera de Estado.

Datos proporcionados por la UCE señalan que 96 estudiantes pasarán al Gran Colombia, 74 al Juan Montalvo, 119 al Santiago de Guayaquil, 23 al Patrimonio de la Humanidad, 10 al Benito Juárez, 16 al Central Técnico, 32 al 10 de Agosto, 11 al Montúfar, 10 al Simón Bolívar y República de Rumania, entre otros.

En esta semana, los chicos del Colegio Menor terminaron los exámenes finales y con eso se cerró el año lectivo regular. Únicamente quienes tengan que rendir exámenes supletorios tendrán que regresar al establecimiento educativo para definir si pasan el año. La disposición es que el resto de alumnos acudan a sus nuevos colegios en el período 2016-2017.

La tarde del martes, decenas de alumnos del establecimiento comentaban lo que pasó. Glenda P., de 17 años, quien cursa el segundo año de bachillerato, contó que le asignaron al Colegio 10 de Agosto, pero no le gusta. Con su familia buscará que le inscriban en el Manuela Cañizares para estar junto a su hermana. Si no lo consigue, "tendré que irme al sitio que me asignen".

Junto a ella estaba Erika O., de 18. "Me tocó el Central Técnico. Me gusta esa opción porque vivo en el sector de la avenida El Inca y está cerca. A mí, este cambio me resulta muy bueno porque siempre quise estudiar allí. Me voy contenta porque se cumplirá mi anhelo de obtener mi bachillerato en esa institución".

Los alumnos de último año de bachilleraro viven algo especial. Dicen que son parte de la última promoción que se graduará en el Colegio Menor y, con ello, pasarán a la historia. "Estoy dando las pruebas finales. Siento una gran fortuna porque me graduaré con los de mi generación", manifestó Wilman J., de 19 años.

Él jugaba fútbol con sus compañeros en el patio principal del colegio. Contaban con nostalgia que era su último partido en las instalaciones del plantel que los vio crecer. "Me da una gran pena lo que pasa. Algunos compañeros perdieron el año en ciclos anteriores y no podrán terminar el colegio aquí", añadió Wilman. Su amigo, William G., dijo que "se siente feo que se cierre porque aquí estudié. Nací como alumno del Odilo Aguilar, pero con la fusión nos hicimos más fuertes. Mi intención era que mis hijos estudien acá, pero no podré hacerlo...".

Mientras los alumnos se preparaban para los exámenes, la rectora del colegio Jenny Venegas, aseguró que su colegio siempre se caracterizó por formar a grandes profesionales. Incluso recordó que sus alumnos han ganado concursos académicos y que su establecimientos ha sido reconocido por su calidad educativa. Ha dado clases por 18 años allí y siente pena al recordar que el plantel ya no volverá a funcionar.

Un grupo de padres de alumnos del Colegio Menor no acepta la reubicación

Un grupo de padres de familia se reunió la mañana de hoy con las autoridades de la Universidad Central (UCE). Dialogaron sobre el cierre definitivo del Colegio Menor, que surgió de la fusión del Odilo Aguilar, y de los establecimientos a los que los alumnos serán reubicados.

Jorge Ortiz, director general académico de la UCE, presidió el encuentro junto a la rectora del Colegio Menor, Jenny Venegas.

La mayor preocupación de los familiares de un grupo de cerca de 90 alumnos fue que a los jóvenes se les garantice el cupo en otro establecimiento educativo. Ortiz asegura que ellos integran un grupo de personas que aún no aprueba la reubicación del colegio ya que en más de 600 estudiantes ya se aceptó el cambio.

Padres de familia del Colegio Menor llenaron un formulario con sus datos. Foto: Diego Bravo / EL COMERCIO

Padres de familia del Colegio Menor llenaron un formulario con sus datos. Foto: Diego Bravo / EL COMERCIO

Esta mañana, los representantes llenaron una hoja con los datos personales de los chicos y sus domicilios para que sean asignados a un plantel cercano a sus viviendas. No aceptan las primeras opciones de colegios que les dieron porque dicen que están lejos de sus casas, otros se ubican en zonas consideradas peligrosas, señalaron.

Otros papás preguntaron si a los alumnos que les falta un año para terminar el bachillerato se les puede dejar un año más en el Colegio Menor para finalizar sus estudios secundarios. Ante esos cuestionamientos, Ortiz les dijo que espera reunirse con las autoridades del Ministerio de Educación para solucionar ese tema.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (3)