7 de November de 2009 00:00

‘Nunca oré por ganar el Grammy Latino’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Espectáculo
  espectaculo@elcomercio.com

Tras la alegría que sintió al recibir el   Grammy Latino al Mejor Álbum de Música Cristiana, Paulina Rendón de Aguirre contó a este Diario lo que significa el premio en su vida.

HOJA DE VIDA
Paulina R.  Aguirre
 Estuvo en    Contrapunto y trabajó con Contravía,  La Grupa, Ricardo Williams...
Grabó ‘jingles’  para Pony Malta, Diners Club, CocaCola o Banco de Guayaquil...
Fue corista de  Luis Miguel, Mijares, Gloria Trevi, Marco Antonio Solís. Dobla voces en ‘Grey’s anatomy’, ‘Desperated housewives’ y  ‘CSI’. Trabaja con Univisión.

¿Cómo transcurrió el día en que recibió el  Grammy Latino por su disco?

Por la mañana pasé muy contenta por la nominación, estuve corriendo para estar lista porque a las 13:00 debía caminar por primera vez por la alfombra verde... Cuando dijeron mi nombre, me puse supernerviosa la verdad. Por más que prepares lo que dirás si ganas, nunca vas a atinarlo perfectamente porque sientes una emoción muy grande. ¿Qué pensé cuando gané? Más bien no se me ocurría nada.  Luego fui a una sala de medios, mucha gente me entrevistó, mi esposo (Pablo Aguirre) y yo estábamos muy cansados. Estuve dos días con tacones y lo único que quería cuando acabó era acostarme y fue lo que  hice. 

¿Cómo nació ‘Esperando tu voz’, el disco que la llevó al   Grammy Latino  2009?

Cuando empezamos a hacerlo empezaba la crisis en EE.UU. y fue difícil. Decíamos: tenemos una compañía (el sello Mucho Fruto) y muchas responsabilidades con ella, ¿cómo hacemos el disco sin presupuesto? Lo hicimos poco a poco. Por eso digo que la gente que piratea no tiene idea del daño que le hace al artista. Para nosotros significa lágrimas, mucho tiempo y trabajo. Al final el disco fue exitoso. En el show previo a las nominaciones, el publicista José Rodríguez (trabajó con Cristina Saralegui) me escuchó y me dijo que quería trabajar conmigo. Fue bueno porque creyó en mi música y le ve futuro. 

¿Qué significa para usted este  premio?

Es un tremendo reconocimiento. Había gente que me decía “estoy orando para que ganes”, pero yo nunca recé por eso. No es cuestión de ganar sino de lo que vas a hacer con eso  si lo logras. Después de recibir el premio fui atrás del escenario y me tomé fotos con la gente de los Grammy. Estaba allí  el segundo abordo, el ecuatoriano Luis Dousdebés, y me dijo:

“¿Sabes? Esto es mucho trabajo, y este es el fruto de tu esfuerzo”. Estoy agradecida con Dios por la oportunidad de estar con mi esposo en esto. Es un premio a mi  trabajo, pero también es importante para mí cómo puede afectar el futuro del arte en Ecuador. Necesito hablar con el Ministerio de Cultura para saber cómo se impulsa el arte allá. Este premio  para mí  es un estímulo para seguir trabajando.

¿El ser la primera en ganar un premio como este es un reto adicional para usted?

Todas las cosas que hacemos nosotros, muchos amigos por acá, Diego Acosta (ingeniero de sonido) o  Sebastián Jácome (un productor que está logrando cosas muy lindas), tiene que ser para elevar el nivel musical de nuestro país, no para competir. Somos un país pequeño que necesita apoyarse en lo que hace. Necesitamos que los medios nos apoyen, que las radios pasen nuestra música. En la ceremonia dije y hoy lo repito, este premio se lo dedico a la gente de mi país. Vivo fuera pero represento a mi gente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)