25 de January de 2010 00:00

Una Ordenanza impide ampliar el número de unidades escolares

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

Todas las mañanas, desde las 06:30, Rocío Portilla espera en la calle J de Solanda el bus amarillo que la lleva al Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi), en la 10 de Agosto y Cordero. Allí trabaja como secretaria. 

 

La normativa

La Ley Vial sanciona  con USD 120 y 9 puntos a los conductores que transporten personas o bienes con un vehículo que no esté autorizado para dicha actividad. En  2009 la Policía sancionó a 2 044 choferes.

La Ordenanza  247  sanciona con la suspensión y revocatoria del permiso de operación por incumplimiento de los parámetros establecidos por la Emmop. En  2009 se revisaron 1  214 unidades y se sancionó a 96.

El Acuerdo 608   del Ministerio de Educación faculta a los planteles educativos a cobrar hasta el 10% sobre el valor mensual acordado por alumno con los transportistas. Esos ingresos deberán ser reinvertidos en gastos administrativos y equipamiento del plantel.En la dependencia pública, alrededor de 139 funcionarios viajan en los siete buses contratados, que cubren ocho rutas en el norte, sur y valle de Los Chillos. Esto significa que de los 468 empleados, el 29% utiliza el transporte institucional.

Según datos del Municipio, en 2008 la demanda de transporte escolar e insticionalen el Distrito alcanzaba el  20%  (85 714 personas) de una población calculada de 1 500 000 habitantes. El otro 80% utiliza el transporte público o viaja en vehículos particulares. Mientras que en 2009, se registraron 2 720 unidades.

El asesor de despacho del Miduvi, Polo Santamaría, deja a sus hijos en Colegio Eufrasia y en la Universidad Central, antes de acercar a su esposa a su trabajo. “Luego dejo el auto en el parqueadero del Miduvi y si no hay espacio, tengo que pagar USD 4 por un parqueadero privado”.

Esto, según el subsecretario administrativo de la entidad pública, David Noboa, satura las plazas de parqueo en el sector. “Los usuarios   buscan estacionamiento y generan congestión”.
Por eso, el alcalde Augusto Barrera se reunió con los representantes de las instituciones públicas a quienes solicitó optimizar el transporte institucional  para mejorar la movilidad. En este caso, el Miduvi planea ampliar las rutas para el transporte de empleados, luego de un estudio de demanda interna.

En la ciudad 44 operadoras, divididas en cinco cooperativas y 39 compañías, prestan el servicio, aunque los gremios desconocen el número exacto de unidades y usuarios en el sector público. Esos datos debían ser entregados el pasado viernes, por el secretario de la administración pública, Vinicio Alvarado.

En el sector privado,    el número de empresas y personas que ocupan el servicio es difícil de cuantificar, según el presidente de la Cámara de Comercio de Quito, Blasco Peñaherrera. No obstante, aseguró que la demanda del servicio es muy limitada en este sector productivo.

Según Edwin Guerra, presidente de la Asociación de Transporte Escolar e Institucional de Quito (Ateiq) , los centros educativos ocupan la mayor demanda, con cerca del 90%.  Ateiq presta servicio a 1 000 colegios y 100 instituciones.

A  Marco Losano, conductor de una furgoneta para 16 pasajeros, el ingreso de estudiantes del Colegio Ampetra, en Chillogallo, antes de las 07:00, le permite hacer un segundo recorrido para los empleados del Conelec. “Al mediodía regreso por los estudiantes y en la tarde hago el recorrido de salida del Conelec”. Por eso, él cree que un sistema de horarios diferenciados ampliaría la oferta del servicio.

Además, Segundo Losano, quien hace recorridos para la Administración Zonal Eloy Alfaro y para la Espe, dijo que incentivar el uso del transporte institucional reduciría el número de autos que circulan en la ciudad. “Por cada furgoneta amarilla que va llena , dejan de circular al menos ocho carros”.

En la Espe, en Rumiñahui, donde Losano hace recorridos, dos de las tres operadoras transportan a  cerca de 700 estudiantes en dos jornadas. Según Édgar Samaniego, rector de la Universidad Central, la implementación de transporte universitario es “imposible”, con más de 55 000 empleados, profesores y estudiantes y la falta de recursos. Otro problema es la diferencia de horario en el inicio de las actividades laborales y académicas. 

 

2  720
UNIDADES
de transporte escolar e
institucional constan en
los registros de la Emmop.Samaniego dijo que se analizan otras alternativas, como la construcción de un campus universitario en el sur para reducir la concentración de viajes y personas al centro de la urbe.
Guerra aseguró que las operadoras de transporte escolar e institucional están en capacidad de atender un incremento en la demanda sin necesidad de aumentar unidades. “Si la demanda rebasa la capacidad operativa, el Municipio deberá reformar la Ordenanza 247”.

Esta  norma establece una prohibición para el incremento de flota para el transporte escolar e institucional por 10 años,  desde 2008. “Pero antes,  la Emmop debe hacer un estudio técnico que defina el número de unidades adicionales”, dijo Guerra.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)