7 de diciembre de 2015 09:18

Estos son los poderes que tendrá la oposición venezolana en el Parlamento

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ganó 99 escaños frente a 46 del chavismo, lo que le asegura una mayoría simple en la Asamblea. Foto: AFP

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ganó 99 escaños frente a 46 del chavismo, lo que le asegura una mayoría simple en la Asamblea. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 11
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 348
Agencia AFP

El triunfo logrado por la oposición venezolana en las legislativas le permitirá aprobar una amnistía para sus dirigentes presos, pero con dos escaños más de los 22 que quedan por definir podría destituir ministros y propiciar cambios sustanciales.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ganó 99 asientos frente a 46 del chavismo, lo que le asegura una mayoría simple equivalente a la mitad más uno de los diputados y augura un nuevo balance del poder.

Qué puede hacer la oposición con la mayoría simple?

La MUD podrá sacar adelante lo que asegura será su primer acto legislativo, una amnistía para 75 políticos presos, entre ellos el líder radical Leopoldo López, condenado a 13 años y nueve meses de cárcel en septiembre pasado por incitar a la violencia en las protestas que buscaban la renuncia de Nicolás Maduro en 2014 y que dejaron 43 muertos.

También estará en capacidad de designar a las autoridades del Parlamento y aprobar una enmienda constitucional, mediante la cual podría incluso acortar el mandato de Maduro, si bien esto tendría que ser validado en referendo.

Igualmente podrá aprobar leyes ordinarias que impactarían el modelo económico chavista, que tiene al Estado como principal protagonista apalancado en la renta petrolera.

¿Qué puede hacer la oposición si gana logra una mayoría calificada?

Ante el descalabro del oficialismo, la MUD está blindada -incluso con mayoría simple- frente a leyes habilitantes que le han permitido a Maduro gobernar por decreto, especialmente en materia económica.

Las tres quintas partes de los diputados (101) la facultan para sancionar esos superpoderes, así como para aprobar la moción de censura al vicepresidente y los ministros, lo que podría implicar su destitución.

“Queda protegida de cualquier intento de una ley habilitante que le dejen de regalito antes de instalarse (el 5 de enero). Si lo hicieran, podría revocarla”, dijo el presidente de la firma Datanálisis, Luis Vicente León.

Maduro cuenta con una ley habilitante hasta el 31 de diciembre.

Con dos legisladores más, lo que se vislumbra muy probable, la MUD también tendrá poder para remover a los integrantes del Consejo Nacional Electoral (CNE) , previo pronunciamiento del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) .

Este punto es sensible, pues la oposición considera que el CNE está regido por el chavismo y no es garantía de imparcialidad, aunque analistas consideran que una situación similar se presenta con el TSJ, por lo que se podría generar un “choque de trenes”.

Los ciudadanos venezolanos celebraron en las calles el triunfo de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que ganó 99 escaños frente a 46 del chavismo. Foto: AFP

Los ciudadanos venezolanos celebraron en las calles el triunfo de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que ganó 99 escaños frente a 46 del chavismo. Foto: AFP

 ¿Qué puede hacer si logra las dos terceras partes de la Asamblea?

Aunque se trata de un escenario menos probable, está dentro de las posibilidades y podría poner en jaque al oficialismo, que controló la Asamblea desde que en 1999 llegó al poder el presidente Hugo Chávez, fallecido en 2013.

Convocar un referendo sin necesidad de firmas ciudadanas, impulsar una Asamblea Constituyente, remover a magistrados del TSJ, al defensor del pueblo y designar a los miembros del CNE forman parte de la amplia gama de facultades que otorga tener 112 bancas en la Asamblea.

“Si la mayoría es más que simple, le concede a la oposición un poder de negociación que obligará al gobierno a negociar para poder gobernar. Eso genera la posibilidad de que la oposición consiga cambios importantes en materia política y económica. Si el gobierno no reconoce esa fuerza, estaríamos frente a un conflicto institucional negativo para el país y el propio gobierno”, sostiene León.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (40)
No (5)