28 de diciembre de 2015 10:24

La oposición trabaja en demandas y consultas

Marchas de las organizaciones sociales en contra de las enmiendas en la calle 12 de octubre y Tarqui. Los asambleístas de oposición protestaron el 3 de diciembre del 2015. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Marchas de las organizaciones sociales en contra de las enmiendas en la calle 12 de octubre y Tarqui. Los asambleístas de oposición protestaron el 3 de diciembre del 2015. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 33
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 31
Ana Guerrero

El 2016, año preelectoral, recibe a una oposición que no se consolida en un solo frente. Mientras unos ya tienen precandidatos para la Presidencia, como los movimientos Creo y Fuerza Ecuador, otros insisten en quese debe pensar en alianzas para terminar con una década de la revolución ciudadana.

Los movimientos y partidos políticos, organizaciones sindicales e indígenas tienen ejes comunes: demandar la inconstitucionalidad de las enmiendas a la Carta Magna, llamar a una consulta popular y la definición de sus estrategias para el proceso electoral del 2017. “No le hacemos el juego a la derecha”, dicen los sindicalistas e indígenas; “para unirse hay que tener palabra”, dijo el asambleísta independiente Ramiro Aguilar.

Sin embargo, los temas que los unen están vigentes. El movimiento Unidad Popular, por ejemplo, ya presentó una demanda en la Corte Constitucional, sobre cinco de los 15 cambios aprobados por la Asamblea, el 3 de este mes. Las denuncias no pararán, advirtió el director nacional del ex-Movimiento Popular Democrático (MPD), Giovanni Atarihuana. Sugirió a la institución unificar los procesos. del mismo modo, en enero, presentarán la pregunta para la consulta popular, para la respectiva validación.

El líder de Creo y uno de los dos precandidatos a Carondelet, Guillermo Lasso, a manera de promesa de campaña, ofreció que si en el 2017 llegaba a la presidencia, consultaría al pueblo si está de acuerdo con los cambios a la Constitución.

Otro frente de oposición y que también contempla la demanda de inconstitucionalidad es el de los sindicalistas e indígenas, entre ellos el frente unitario de trabajadores y la confederación de nacionalidades indígenas del ecuador (Conaie). Sin embargo, aún no han dado fecha para presentar el recurso.

La demanda de inconstitucionalidad y el pedido de consulta no son caminos nuevos. En abril de este año se presentó una acción sobre la ley orgánica para la justicia laboral y reconocimiento del trabajo en el hogar, sin que prosperaran.

El artículo 106 de la ley de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional determina que las enmiendas que se tramitan a través de la Asamblea pueden ser demandas por vicios de forma y procedimiento en su trámite y aprobación. La demanda debe ser interpuesta dentro de los 30 días posteriores a que estas entren en vigencia.

Para el constitucionalista Santiago Guarderas, la demanda de cualquier organización, prosperaría si la Corte Constitucional “fuera imparcial”. Además, esta “no se va a contradecir”, luego de que el 16 de este mes avaló al trámite que siguieron las enmiendas.

Aguilar sostiene que el caudillismo está tanto en el gobierno como en la oposición. Recordó que antes de la aprobación de las enmiendas (3 de diciembre), en su oficina se reunieron 28 legisladores y acordaron no presentarse al debate de los cambios a la Carta Magna.El acuerdo al que llegaron en esa ocasión fue dejar al oficialismo debatiendo solo, “pero no todos cumplieron”. Por ejemplo, Lourdes Tibán fue una de las que sí se presentó al Pleno. “Con gente que no respeta su palabra, no me voy ni a la esquina”, dijo Aguilar.

Hay otro objetivo que junta a opositores, la vigilancia del proceso electoral del 2017. En este frente están 14 grupos políticos y asambleístas independientes, que forman Acuerdo Nacional, incluido Creo y Sociedad Patriótica. Pero este será también la prueba de las alianzas.

Según el presidente Rafael Correa, desde el 2007 no ha enfrentado a una oposición, sino una “contrarrevolución”.

Acuerdo de 14 organizaciones

SUMA, Partido Social Cristiano-Madera de Guerrero, Unidad Popular, Pachakutik, Democracia Sí, Ahora, Concertación, Avanza y asambleístas independientes se agruparon en junio de este año. Se han reunido nueve veces. El objetivo: control de las elecciones.

Asambleístas de oposición

Las alianzas también se han dado en el Legislativo. 28 legisladores acordaron no participar del debate de las 15 enmiendas a la Constitución. Entre ellos estuvieron representantes de Creo, como Andrés Páez. Pero no todos cumplieron el trato.

Movimientos y sindicatos

Organizaciones como el Frente Unitario de Trabajadores y la Conaie han entablado una alianza, que se ha evidenciado en las últimas protestas en contra de políticas del Régimen. No descartan tener un candidato para la Presidencia, en las elecciones 2017.

En contexto
Las enmiendas a la Constitución se aprobaron en la Asamblea el 3 de diciembre de este año, con 100 votos a favor. Se publicaron en el Registro Oficial el lunes pasado. Se aprobaron con 100 votos y se imprimieron, en un primer momento,
1 000 ejemplares.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (9)