23 de agosto de 2014 00:08

¿Copia de un modelo fallido?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 39
Triste 1
Indiferente 4
Sorprendido 8
Contento 1
Dennis Rodríguez P. Editor (O)

En general, los gobiernos con el sello del ‘socialismo real’ o del modelo que se fundamenta en ese sistema político y que lo replica, han adoptado medidas que no benefician a la mayoría de ciudadanos de sus países. Al contrario, toman (imponen) decisiones que complican más la vida -ya atribulada- de gran parte de la gente de a pie.

Además, esos Estados, a lo largo de los años, han compartido (y comparten) rasgos comunes: escasez crónica de artículos básicos, en especial de alimentos y de objetos de higiene personal, y controles a toda escala. Y otro más: endosan la responsabilidad de esos problemas a un factor (o enemigo) externo.

Como un intento de afrontar el caso concreto del déficit de productos alimenticios, los jerarcas de la extinta Unión Soviética habían creado los cupones. Estos servían para comprar productos en cantidades establecidas, cada mes. Un esquema que al final falló, como todo el modelo soviético, que se vino abajo en 1991.

El ‘talón’ soviético en Cuba pasó a llamarse la libreta (cartilla) de racionamiento. Esta ya rige 51 años y los habitantes de la isla caribeña se pasan las horas tratando de “resolver” su vida y afrontar como sea la escasez de cada día.

Una opción es el mercado negro, pero comprar allí cuesta un ojo de la cara. Los testimonios acerca de las calamidades de esa naturaleza salen de cubanos.

Para completar el círculo del fracaso de un esquema fallido, el Presidente de Venezuela, quien ha demostrado su admiración por el modelo castrista, acaba de informar que replicará la libreta de racionamiento diseñada en Cuba.

Nicolás Maduro hizo el anuncio, poco después de uno de sus viajes a La Habana. ¿En qué consiste la tarjeta venezolana? Se trata de máquinas lectoras de huellas digitales que se instalarán en las tiendas de abarrotes.

El objetivo: controlar las compras que realizan los ciudadanos venezolanos, que están abrumados por la escasez de productos. ¿Funcionará una fórmula ajada en la República Bolivariana? Parece complejo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)