25 de febrero de 2015 06:36

Según la ONU, los maltratos y la tortura a presos en Afganistán disminuyeron

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP
Kabul

Las torturas y los malos tratos hacia los detenidos en el conflicto afgano cayeron en 2013-2014 respecto a los dos años precedentes, aunque persisten, según un tercio de los prisioneros, indicó la ONU en un informe publicado este miércoles (25 de febrero del 2015).

De 790 detenidos entrevistados por la ONU, 278 (35%) , dijeron haber sufrido malos tratos por parte de las fuerzas de seguridad afganas, una caída de 14 puntos, que puede ser “parcialmente atribuida” a los esfuerzos gubernamentales para minimizar esta práctica, por ejemplo, mediante la instalación de cámaras en ciertos centros de detención.

Las torturas “generalmente han tomado la forma de técnicas de interrogatorio en las que los responsables de la inteligencia afgana, la policía nacional y local, y el ejército provocan deliberadamente dolores y sufrimiento a los detenidos para obtener confesiones”.

El anterior informe de la misión de Naciones Unidas en Afganistán (Unama), publicada en enero de 2013, mostraba que cerca de la mitad (49%) de los detenidos decían ser torturados o maltratados.

“Pese a los cambios positivos, el gobierno afgano no lo ve suficiente y sigue fuertemente comprometido en favor de la eliminación completa de todo maltrato en sus centros de detención”, reaccionó la presidencia afgana en un comunicado.

Por el contrario, los servicios de inteligencia “rechazaron firmemente” las conclusiones del informe, a pesar de reconocer que “en ciertos centros de regiones aisladas, ha habido malos tratos, pero los oficiales implicados han sido sancionados”.

Pese a los progresos, “aún queda mucho por hacer”, dijo el jefe de la Unama, Nicholas Hayson, apreciando no obstante la “intención” del nuevo presidente, Ashraf Ghani, de “terminar” con esas prácticas.

Tras el informe de 2013, el expresidente Hamid Karzai firmó un decreto para acabar con la tortura, ordenando sanciones para los autores. Pero según el nuevo informe, la respuesta judicial o disciplinaria a los malos tratos a los detenidos sigue siendo insuficiente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)