1 de junio de 2017 01:59

La ‘ola verde’ baja los tiempos de traslado en el hipercentro

El momento en el que se activa una ola verde en la av. De la Prensa, el pasado martes. Foto: Pavel Calahorrano/ EL COMERCIO

El momento en el que se activa una ola verde en la av. De la Prensa, el pasado martes. Foto: Pavel Calahorrano/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 9
Daniel Romero

A las 09:35 del martes 30 de mayo, en las pantallas del Centro de Gestión de la Movilidad se visualizaba el tramo de la avenida De la Prensa, entre La Florida y Fernández Salvador, en el norte de la capital. Esta es una de las vías que registran una fuerte carga vehicular durante las horas pico. El operador le presta mayor atención a esta vía para poner en marcha una ‘ola verde’.

En Quito hay 960 intersecciones semaforizadas, de ellas 660 están en el hipercentro y son gestionadas por un sistema que calcula el número de vehículos que esperan el paso, lo cual sirve para calibrar los tiempos en los semáforos centralizados. Estos no solo se calibran de acuerdo al tráfico; el sistema realiza las denominadas olas verdes para aliviar el tráfico en puntos estratégicos.

Según Byron Ruiz, director de Semaforización de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), las olas verdes permiten que, en un determinado tramo de eje vial, los semáforos se pongan en verde para darle fluidez al tráfico. En el Centro de Gestión de la Movilidad de la Epmmop hay una sala dedicada todo el día para el manejo del Sistema Adaptativo de Gestión del Tráfico, que genera las olas verdes.

Uno de los encargados de la gestión del sistema es Patricio Méndez. Él, frente a tres pantallas de computador, monitorea el estado de los ejes viales, alternando entre la imagen en tiempo real y los mapas interactivos del sistema.

Las olas verdes no tienen horario fijo, aunque se incrementan durante las horas pico y de acuerdo al tipo de demanda en la intersección.

En un día normal, el sistema es el encargado de hacerlas automáticamente, de acuerdo con los parámetros ingresados por los técnicos de movilidad de la Epmmop. Sin embargo, cuando se presentan eventos como marchas o accidentes es posible gestionar una ola verde de manera manual.

En el caso particular del martes pasado, los datos del sistema del Centro de Gestión de la Movilidad mostraban lo siguiente: la avenida De la Prensa tenía una demanda de tráfico del 90%, y el acceso desde la Fernández Salvador, un 92%. Esto generó que, para quienes iban de occidente a oriente y tomaban La Prensa, el semáforo durase 32 segundos en color verde.

El mismo martes, en la avenida De la Prensa se visualizaron otras olas verdes adicionales. Para Jorge Yunga, taxista, no hay mayor diferencia en el tráfico diario. Confiesa que en algunas ocasiones le ha tocado pasar tres o cuatro semáforos en verde. Sin embargo, estaba convencido que eso era producto de la suerte.

Otro conductor, Ramiro Guerrero, dijo que no conocía sobre el tema, pero que al menos desde las 16:00, de lunes a viernes, no observa que mejore la fluidez, precisamente en la avenida De la Prensa, sobre todo, en el sentido sur-norte.

Según la Epmmop, este sistema inició su instalación en 2012 y terminó en 2014. Desde ahí se ha ajustado y mejorado. Según las cifras que muestra una evaluación al sistema hasta el año pasado, en vías como De la Prensa, recorrer 9,6 kilómetros por esa vía podía tomar una hora con 15 minutos hace cinco años. El año pasado ese tiempo bajó a 55 minutos.

Para César Arias, experto en movilidad, estos sistemas funcionan mejor cuando el volumen de vehículos no es tan grande. “Cuando hay una alta demanda, por decirlo de alguna forma, los semáforos se vuelven locos porque los vehículos buscan paso por todos los accesos”, dijo.

Arias dice que los sistemas adaptativos ayudan a liberar el flujo de los vehículos en las intersecciones. Señala que son más eficaces cuando hay volúmenes moderados de tránsito. Sin embargo, agrega Arias, cuando hay volúmenes altos de congestión es mejor utilizar un plan semafórico que funciona con base en la red de intersecciones.

Sobre estos argumentos de Arias, Ruiz señaló que el sistema con el que se manejan los semáforos no solo funciona mediante la detección del volumen de tráfico que se observa en las cámaras.
Ruiz explica que el diseño del sistema incluye la creación de rutas dentro de los ejes viales en donde se identifica mayor carga de vehículos diaria, para el cambio de luces de los semáforos del hipercentro.

En contexto

En el Centro de Gestión de la Movilidad de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas se programan las olas verdes para mejorar el tráfico en el hipercentro de Quito, de acuerdo con las horas pico y a la intensidad del tráfico en el momento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (8)