15 de septiembre de 2016 11:40

Organización Mundial del Trabajo rechaza la disolución de la UNE

Integrantes de la UNE protestaron ayer, 14 de septiembre del 2016, en los exteriores de su sede en Quito, por la orden de disolución del gremio. Foto: Diego Puente/ EL COMERCIO

Integrantes de la UNE protestaron ayer, 14 de septiembre del 2016, en los exteriores de su sede en Quito, por la orden de disolución del gremio. Foto: Diego Puente/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 0
Indiferente 12
Sorprendido 0
Contento 27
Diego Puente
(I)

Los afiliados a la Unión Nacional de Educadores (UNE) protagonizaron un plantón en los exteriores de la sede en Quito. Ellos rechazaron el proceso de disolución y la posible venta de sus bienes inmuebles. En la protesta agradecieron la carta que la Organización Mundial del Trabajo (OIT) envió al presidente de la República, Rafael Correa.

En la misiva, el director de la OIT, Guy Ryder, señaló que “la inviolabilidad de los locales y bienes sindicales es una de las libertades civiles esenciales para el ejercicio pleno de los derechos sindicales”.

El presidente de la UNE de Pichincha, Elvis Moreira, habló sobre este tema en la manifestación que se produjo la tarde de ayer miércoles 14 de septiembre del 2016. “Sabemos que quieren rifar los bienes de la UNE. Los bienes que conseguimos con nuestro esfuerzo, pero no los vamos a dejar”.

Moreira dijo que el edificio matriz pertenece a los afiliados de la UNE y no al Gobierno. En ocasiones pasadas el ministro de Educación, Augusto Espinosa, señaló que la comisión liquidadora realizará un levantamiento de información para saber con los bienes que pertenecían a la agremiación.

Con eso se pagaría a los trabajadores con los que la UNE tenga posibles deudas. También a proveedores estatales y privados. Para Moreira esto es una estrategia del Gobierno para deslegitimar su historia.

Ryder pidió al Presidente que se comunique “con urgencia sus observaciones respecto a las alegaciones de la Confederación Sindical de las Américas (CSA) y de la Internacional de Servicios Públicos (ISP)” para no proceder con la disolución.

Las dos agrupaciones manifestaron que, el 25 de agosto, solicitaron al Ministerio de Educación la constitución de una comisión de diálogo. Alegaron que pese a este pedido, la Policía Nacional allanó y tomó las sedes sindicales de Quito y Guayaquil el 29 de agosto pasado.

El Director recordó que los órganos de control de la OIT recomendaron al Gobierno que se registrara la nueva directiva de la UNE y que, por medio de una comunicación del 3 de agosto, la Organización señaló la atención de su Gobierno que la disolución administrativa de organizaciones sociales es contraria al convenio número 87 de la OIT.

Los maestros que realizaron el plantón sorprendieron a la Policía. Cuando llegaron la tarde de ayer miércoles a la sede solo había cuatro uniformados. Ellos pidieron refuerzos mediante la radio y llegó un contingente de policías antimotines.

Los maestros estaban en la vereda frente al edificio. Los policías bloquearon el paso vehicular por la calle Ascázubi. Bajaron de un bus y se dirigieron dentro de las instalaciones, a los parqueaderos. Permanecieron detrás de las rejas que tenían el logotipo del Ministerio del Interior.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (3)