4 de marzo de 2017 00:00

Observadores identificaron problemas que dificultaron el proceso electoral

Observadores internacionales trabajaron en el país con anticipación. En la foto vigilan la transmisión de datos, en el simulacro del 8 de enero.  Foto: Paúl Rivas Bravo / EL COMERCIO

Observadores internacionales trabajaron en el país con anticipación. En la foto vigilan la transmisión de datos, en el simulacro del 8 de enero. Foto: Paúl Rivas Bravo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 23
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 11
Ana María Carvajal
Redactora
[email protected] (I)

La misión electoral de la OEA observó que, durante la jornada electoral del 19 de febrero, “en varios casos” la difusión de los resultados de encuestas a boca de urna “fueron utilizados como herramientas con fines políticos.

Esa observación de la OEA fue uno de los puntos que trataron ayer (3 de marzo del 2017) los miembros del Consejo Nacional Electoral (CNE), así como parte de su personal técnico nacional, en sus oficinas en Quito.

El organismo realizó un taller en el que se trabajó sobre la planificación técnica-operativa para la próxima jornada electoral del 2 de abril.

Ayer mismo se aclaró que tanto estos trabajos como el conteo rápido de Participación Ciudadana sí están permitidos.
La misión de la OEA también señaló en su informe que, a partir de los resultados de los boca de urna, hubo candidatos que “se proclamaron ganadores, sin esperar la publicación de los resultados oficiales”. Por ello hizo un llamado a los actores políticos a actuar con responsabilidad y prudencia.

Durante el taller de este viernes, el CNE pasó revista a otras observaciones que constan en los informes preliminares de las cuatro misiones electorales internacionales que fueron acreditadas en el país.

La idea de este taller era corregir los problemas señalados por esa misiones electorales, además de observaciones y fallas que el personal del Consejo detectó durante la jornada de febrero, con el fin de tomar correctivos para abril.

Los cuatro informes de las delegaciones internacionales coincidieron en que la innovación que se introdujo en el proceso electoral que juntaba a las urnas con los biombos en una misma estructura, dificultó el proceso. Esto porque la ciudadanía no estaba suficientemente familiarizada con esos elementos, señalaron los reportes internacionales.


Uniore plantea revisar la web


La Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) recomendó que alguien capacitado, pero ajeno al CNE, realice pruebas de estrés y volumen al sistema de transmisión de datos. Sugieren que otros organismos electorales hagan cooperación horizontal para mejorar en este proceso.

También se señala que hace falta mejorar la disponibilidad y el rendimiento de la página web para la transmisión de resultados. Esto debe incluir, para el organismo, otro diseño del portal. El día de las elecciones se constató que existe gran cantidad de gente que los monitorea por celulares y tablets y el diseño debería adaptarse automáticamente al tamaño de la pantalla.

Uniore dice que no se publicó el padrón electoral en los recintos. Considera que hace falta más señalización y que se pongan más mesas de consulta, mejor identificadas.

Destaca el voto en casa, la posibilidad de empadronarse y votar según el género y la visita a geriátricos para que adultos mayores puedan sufragar. Las juntas receptoras del voto contaban con alumnos de universidades y colegios, pero muchos llegaron tarde.

Informe Uniore


OEA pide rediseñar urna biombo


La misión electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) considera que es necesario rediseñar la urna biombo. Observó inconvenientes en el ensamblado y que, en ciertas juntas, la gente no usó la cinta de seguridad que envió el CNE.

La capacidad para albergar las papeletas no era suficiente y los electores se confundían al meterlas en la urna, porque falta identificación cuando ya están dobladas.

La misión de la OEA mantuvo reuniones con actores políticos y recibió denuncias sobre inconsistencias en el padrón. Comprobó que existían, pero no las consideró deliberadas. Para que haya confianza en el proceso, sugiere que se use tinta indeleble en el dedo del votante.

La OEA recibió tres denuncias de papeletas marcadas, pero afirma que fueron casos aislados y que las papeletas cuestionadas no se contaron.

También, sugiere que se dé una capacitación de refuerzo a los miembros de las juntas receptoras del voto, previo a la segunda vuelta. Algunos miembros de las juntas usaron marcador rojo para llenar actas, pero la OEA pide que no se use, porque el sistema no reconoce esa tinta.

Informe preliminar OEA


Aweb sugiere más capacitación


Association of World Election Bodies (Aweb) considera necesario reforzar la capacitación a los miembros de las juntas receptoras del voto. Observó ciertos casos de confusión, que luego fueron solventados por los coordinadores de recintos.

Su informe preliminar se basa en un acompañamiento en recintos de provincias de Cotopaxi y Pichincha, desde la instalación de las juntas.

Según los informes, asistieron pocos delegados de los partidos políticos y observadores nacionales a los recintos electorales para verificar la transparencia del proceso.

Aweb recibió pocos reportes sobre “papeletas dañadas”, que fueron solventados por los coordinadores de recintos, para evitar confusión.

También, recibieron quejas aisladas de personas que acudieron a votar, pero que al llegar no aparecían en el registro de las juntas.
Según Aweb, hubo juntas que se instalaron con retrasos de media hora, pero la votación se detuvo sin permitir que recuperara ese tiempo.

Señala que, para mayor seguridad, un policía debería acompañar al miembro de la junta que lleve el acta que luego será escaneada.

Informe preliminar Aweb 

Informe Aweb -traducción no oficial


Unasur observó impuntualidad


La misión de observación electoral de Unasur constató que hubo un retraso en la mayoría de juntas receptoras del voto, debido a las demoras de los miembros y la dificultad del armado de la urna biombo.

Los delegados vieron que ciertos recintos no eran adecuados para la cantidad de electores, lo cual “pudo poner en riesgo la seguridad del voto” y la integridad de la gente.

Unasur, como las otras tres misiones, coinciden en que el diseño de la urna biombo afectó al proceso. La delegación constató que no hubo protocolos de solución cuando la urna se llenaba. Hubo casos de urnas rotas o desfondadas. Además, no facilitaron la clasificación de papeletas. Unasur señala que hubo complicaciones por el hecho de tratarse de una elección simultánea de cuatro dignidades y una consulta popular. Ese tema incidió tanto a la hora de votar y depositar las papeletas como al momento de iniciar el escrutinio.

En ciertas juntas, la gente hizo el conteo en el piso. Hubo casos en los que se inició el conteo de papeletas de consulta popular, en lugar de binomios presidenciales, como estaba previsto, según el organismo.

Informe Unasur


Informe Previo Unasur

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (23)
No (3)