21 de marzo de 2016 18:22

Nuevos acuerdos anunciaron Barack Obama y Raúl Castro en Cuba

A pesar de las diferencias manifestadas entre Obama y Castro, sobre temas de derechos humanos y libertades, los mandatarios anunciaron nuevos acuerdos entre Estados Unidos y Cuba. Foto: AFP

A pesar de las diferencias manifestadas entre Obama y Castro, sobre temas de derechos humanos y libertades, los mandatarios anunciaron nuevos acuerdos entre Estados Unidos y Cuba. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió hoy 21 de marzo del 2016 el derecho del pueblo cubano a decidir su destino tras una histórica reunión en La Habana con su homólogo Raúl Castro, quien reafirmó la disposición de la isla a seguir avanzando en la normalización bilateral.

"El destino de Cuba no debe ser decidido por EE.UU. o ningún otro país (...) El futuro de Cuba lo tienen que decidir los cubanos y nadie más", aseveró Obama quien, no obstante, advirtió que su país seguirá abogando por la democracia en Cuba y reclamando respeto para los derechos humanos universales, como la libertad de expresión, de asamblea y de culto religioso.

El presidente de EE.UU. protagonizó hoy una jornada que pasará a la historia, que comenzó en la emblemática Plaza de la Revolución, escenario habitual durante décadas de arengas antiimperialistas de Fidel Castro, pero donde este 21 de marzo ondeó la bandera de las barras y estrellas y se escuchó el himno nacional del antiguo enemigo.

Fue en el protocolario acto de homenaje al prócer independentista cubano José Martí, al que Obama brindó una corona de rosas blancas, rojas y azules (los colores de las banderas de Cuba y de EEUU) y tras el cual el mandatario se saltó el protocolo para hacerse una foto con sus colaboradores con la famosa efigie del revolucionario Ernesto Che Guevara a sus espaldas.

El mandatario visitó el Museo del Memorial José Martí y firmó en su libro de honor donde escribió la dedicatoria: "Es para mí un gran honor rendir tributo a José Martí, que dio su vida por la independencia de su patria. Su pasión por la libertad y la autodeterminación sigue viva en el pueblo cubano".

Obama se dirigió caminando al aledaño Palacio de la Revolución, sede del Gobierno socialista de la isla, donde fue recibido por Raúl Castro con un apretón de manos y una solemne ceremonia militar en la que el himno de Estados Unidos volvió a sonar por segunda vez.

Más de dos horas duró el posterior encuentro bilateral que mantuvieron los presidentes de Cuba y Estados Unidos, en su tercer cara a cara desde el anuncio del deshielo: el primero fue en la Cumbre de las Américas de Panamá en abril de 2015 y el segundo en la sede de Naciones Unidas el pasado septiembre.

Pero el de hoy fue el primero en Cuba y en la sede gubernamental de uno de los dos países protagonistas de un histórico deshielo con el que han enterrado más de medio siglo de un enfrentamiento nacido en la época de la Guerra Fría.

En una conferencia de prensa conjunta -e inusual en el caso de Raúl Castro que rara vez comparece ante medios de comunicación internacionales-, ambos presidentes coincidieron en destacar los avances logrados en los quince meses que han pasado desde el anuncio de la reconciliación pero recordando los importantes obstáculos que aun les separan.

El presidente estadounidense Barack Obama junto a su homólogo Raúl Castro durante su encuentro en el Palacio de la Revolución en La Habana, Cuba hoy 21 de marzo de 2016. Foto: EFE

Uno de ellos es el embargo, cuyo fin volvió a reclamar Raúl Castro si bien reconoció la disposición de Obama al reclamar repetidamente al Congreso el fin de esa política, que según garantizó el presidente estadounidense "va a terminar", aunque no aventuró cuando.

Obama sostuvo que el hecho de que cerca de 40 legisladores, entre ellos varios republicanos, le acompañen en este viaje a Cuba es una muestra de que existe cada vez más presión dentro del Congreso para poner fin al embargo, vigente desde 1962.

Los derechos humanos fue otro de los temas que Obama trató con Castro de forma "muy franca y sincera" y ambos admitieron las "serias diferencias" que les separan en esta materia.

El presidente de Cuba rechazó que existan presos políticos en Cuba al desafiar a un periodista que le preguntó por este asunto: "Dame la lista ahora mismo de los presos políticos para soltarlos", dijo Raúl Castro.

Además de evaluar los logros alcanzados en la relación bilateral, los presidentes anunciaron nuevos acuerdos para fortalecer la cooperación en sectores como educación, salud, agricultura y energía.

En un comunicado, la Casa Blanca detalló los acuerdos firmados, entre ellos uno para sumar 1 millón de dólares más a la iniciativa estadounidense '100 Strong in the Americas', que promueve intercambios educativos entre jóvenes de todo el continente.

Esos nuevos fondos se usarán específicamente para intercambios educativos entre EE.UU. y Cuba, de acuerdo con la Casa Blanca.
También en la parte educativa, por primera vez Cuba será incluida como país participante en varios programas de becas de EEUU.

Además, Estados Unidos invitará a 10 emprendedores cubanos a participar en junio en una cumbre global de emprendimiento en Silicon Valley (California) y el jugador de baloncesto Shaquille ONeal viajará a Cuba, también en junio, para liderar un programa deportivo dirigido a jóvenes en colaboración con el Ministerio de Deportes de la isla.

En materia de salud, los dos países acordaron "profundizar" su cooperación científica en la prevención de enfermedades como el zika y el cáncer.

Otro de los acuerdos se refiere a la lucha contra el tráfico de personas y para ese fin Cuba y EE.UU. invitarán al relator especial de Naciones Unidas en esta materia para que visite ambos países.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)