2 de November de 2009 00:00

Nuevo Director A.N.H.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Jorge Salvador Lara

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La sesión solemne de la Academia Nacional de Historia, recién celebrada, cumplió múltiples objetivos, pero el más importante fue el cambio de Directorio, de acuerdo con sus estatutos antiguos, de más de un siglo  cumplido hace poco el 24 de julio, aniversario de Bolívar. De última data son también estas reuniones en la propia nueva sede de la Academia, en el edificio Alhambra, restaurado por el Municipio de Quito y el Fonsal, dado en comodato por el Ayuntamiento capitalino.

El último director fue Manuel de Guzmán y su fructífera administración quedará grabada en los anales de la institución por los muchos aciertos y fecunda labor realizada, resumidos en brillante discurso, leído con la convicción de un joven entusiasta, no obstante su nonagenaria edad. Manuel  pasó a ser Director honorario vitalicio. El nuevo Directorio está formado, a más de Juan Cordero Íñiguez, el polígrafo cuencano que lo preside, por el subdirector, Agustín Moreno Proaño, ofm.; secretario, Eduardo Muñoz Borrero, fsc.; Tesorero, Jorge Núñez; Bibliotecario, Enrique Muñoz Larrea, a los que se añaden, el director del Boletín, Hernán Rodríguez Castelo, y secretario para las relaciones públicas, Juan Paz y Miño. Actúa, fuera del Directorio, como secretaria ejecutiva, doña Cecilia Semblantes de Zambrano. El Dr. Cordero sucede al Dr. Manuel de Guzmán, nuevo Director honorario vitalicio al igual que sus antecesores, Plutarco Naranjo Vargas e, inmerecidamente, el autor de estas líneas.

La Academia Nacional de Historia fue fundada hace un siglo, el 24 de julio de 1909  para conmemorar el primer centenario del 10 de Agosto de 1809. Fue su mentor el Ilmo. Mons. Federico González Suárez, Arzobispo de Quito, que pocos años antes había terminado de escribir la primera ‘Historia General del Ecuador’, obra de gran aliento porque aspiraba a avanzar hasta la República, aunque solamente llegó a la Audiencia y Presidencia de Quito hasta el Barón de Carondelet.

El primer nombre de la institución fue Sociedad Ecuatoriana de Estudios Históricos Americanos, promovida por el Congreso de 1922 a la categoría de Academia Nacional de Historia.  Fueron fundadores los integrantes del selecto grupo de jóvenes estudiosos de la historia, alumnos de monseñor González Suárez: Luis Felipe Borja (hijo),  Cristóbal de Gangotena y Jijón, Jacinto Jijón y Caamaño, Carlos Manuel Larrea, Aníbal Viteri Lafronte, Juan León Mera y José Gabriel Navarro.
Varios de ellos fueron directores, con los años, a los que se añadieron Julio Tobar Donoso e Isaac J. Barrera. 

En el acto se presentaron el libro  ‘Historia de la Academia’ por el académico  Franklin Barriga López; un nuevo número del acreditado Boletín que va ya por el 181, y un  índice de todas las colaboraciones aparecidas en sus CXXXXI volúmenes, valiosa fuente de consulta de la que no podrán prescindir los  investigadores. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)