8 de January de 2010 00:00

Nueve jugadores están en el limbo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Deportes

Eran las 08:00 del miércoles 6 de enero y Víctor Valarezo apareció  en el lugar de entrenamientos de El Nacional. El defensa lucía un ‘jean’ celeste, un buzo gris y llevaba una maleta negra. El guayaquileño, de 21 años, se presentó en el  Complejo de Tumbaco, en las afueras de Quito, para conocer si existían posibilidades de jugar en el equipo de  Primera esta temporada.

Sus  derechos deportivos  pertenecen al club  hasta 2012. Pero la  directiva lo incluyó en una lista de nueve  jugadores transferibles. 

Aun así, Valarezo se presentó en Tumbaco con la intención de dialogar con el técnico colombiano Jorge Luis Pinto. El jugador quería despejar las incertidumbres sobre su futuro. La conversación con  el nuevo entrenador  finalmente se concretó, pero fue corta: duró   tres minutos.

“Me dijo que nadie de la directiva le habló sobre mi caso y que él tiene el grupo  casi definido. Entendí, entonces, que no estaba entre sus planes”,  dijo algo apenado el guayaquileño, mientras observaba la práctica de sus colegas  en la cancha  del Complejo.

Valarezo jugó  en Universidad Católica  en la Serie B hasta  el 31 de octubre del año pasado.

Por eso, luego de esa fecha,  retornó  a El Nacional. Así, con el plantel rojo se entrenó hasta el  17 de diciembre.  Ese día el técnico  encargado, Fernando Baldeón,  se despidió de los jugadores y los citó  para el 4 de enero de este año.

Sin embargo,  Valarezo no fue tomado en cuenta para esta temporada. Por ello,  ahora se entrena con el equipo de reservas de El Nacional, dirigido por Orlando Narváez.  “La idea es que no pierda ritmo, mientras consigue un equipo”, aseguró el DT.  

Ante la inseguridad sobre su futuro, Valarezo pidió   a la dirigencia que le entreguen su carta pase. “Con eso podré negociar con tranquilidad con otros equipos”.

Jorge Naranjo,  de la Comisión de Fútbol, confirmó el caso. “El cuerpo técnico no lo tiene entre sus planes. Pero buscaremos un equipo para él. El Nacional no regalará nada a nadie”.
El club  también declaró transferibles a Orlindo Ayoví, Fernando Montúfar, Henry y Elvis Patta, Gabriel Rengifo, Daniel Maldonado, Johny Cherme y Pablo Morales.  Esta lista apareció en el portal del  club   (www.elnacional.ec) y fue ratificada por el presidente del conjunto,  Ángel Sarzosa.

A diferencia de Valarezo, un grupo  de jugadores sí se entrena con Primera. Pero su continuidad  también es incierta. Ese es el caso de  Henry y Elvis Patta.   

Elvis, de 19 años,  llegó  al club  en 2007 y  tuvo un debut auspicioso en Primera, el año pasado. Él reside en Quito junto a  su hermano Henry, de 22 años.

Curiosamente, ambos están en la lista de los transferibles.   “Esperamos que los dirigentes tomen una decisión  la próxima semana. Ahora, estamos en el limbo”.

Orlindo Ayoví, de 25 años, afronta una situación similar. El delantero  tiene contrato hasta 2012, pero el equipo desea vender sus derechos deportivos.  Él  se incorporó al equipo el 4 de enero, luego de pasar vacaciones en Esmeraldas, su ciudad natal.

En la práctica, conoció que está en la lista de transferibles. “Deseo seguir acá. Soy un chico que se ha portado bien y tengo mucho futuro. Ojalá no salga de aquí”.

¿Cuál será el futuro de estos jugadores? Ellos afirman que seguirán practicando en el plantel, porque la directiva debe definir su futuro.

Esa situación también la atraviesan otros jugadores de  clubes  de la Serie A. Segundo Matamba y Carlos Hidalgo, de Barcelona, son un ejemplo. Ambos tienen contrato un año más, pero el técnico Juan Llop no los tomará en cuenta este año.

¿La solución? Naranjo dice que los entrenadores deben utilizar a los jugadores en el próximo torneo de reservas. “Así, se evitaría la falta de actividad de ellos”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)