22 de March de 2010 00:00

‘La nueva norma debe salir del Estado y no del Gobierno’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Dennis Rodríguez P.

¿Cree que es necesaria una Ley de Comunicación en el país?

La comunicación es un elemento tan importante de la vida de la gente. Y tiene tantas repercusiones en todos los ámbitos de la cultura, de la educación, de la política, de la economía, que de alguna manera debemos tener regulada toda la serie de derechos que están alrededor de ella. Significa tantos aspectos por lo que sí es necesario regular y tener un cuerpo legal que se base en todos esos derechos.

¿Qué tipo de ley en esta materia requiere el país?

Los procesos de la comunicación están en la vida de los chicos desde pequeñitos. Tenemos que reflexionar sobre eso y debemos tener (en cuenta) todos los derechos que tienen los chicos y las obligaciones que tenemos todos los que, de alguna manera, estamos haciendo comunicación para coadyuvar a la educación. Lo mismo que decimos de la educación, podríamos decir de la economía, de la política, de la cultura en general.

¿Considera que una Ley de Comunicación debe venir desde el Gobierno. Qué opina del proyecto de ley que propone el régimen del presidente Correa?

Yo creo que (un proyecto de ley) debe venir desde el Estado que no es el presidente Correa, ni usted ni yo, somos todos. Por eso, mientras más participación haya para hacer cualquier clase de ley, no solo la de comunicación, será mejor.

En este caso, ¿hay o no una amplia participación de la gente, de los periodistas?

Sí la hay. He visto a gente que está en la comunicación hace muchos años y que ha podido expresarse. Yo, por ejemplo, formo parte de asociaciones de comunicación católicas y hace varios años estamos pensando en las implicaciones de la comunicación en los cuerpos legales de América Latina. Cuando se comenzó a hacer esta ley en el Ecuador, también tuvimos oportunidad de decir nuestra palabra y de enviar nuestros presupuestos a la Asamblea Nacional y de ser escuchados, creo yo.

Lo más polémico de esta ley es la integración del Consejo de Comunicación. ¿Qué cree de un órgano así que pudiera estar en manos del Gobierno de turno?

Tenemos que asegurarnos que cualquier organización estatal, tanto en el ámbito de la comunicación como de los otros ámbitos importantes de la vida del país, no esté controlado por un gobierno. Desde luego que deberá tener alguna participación ahí, pero no creo que tenga que estar controlado por este.

¿Considera, como dice el Presidente de la República, que los medios privados son servicios públicos y, por eso, deben rendir cuentas?

A nosotros, en el Colegio San Gabriel, desde hace años el Ministerio de Educación nos toma cuentas y nos dice lo que debemos hacer, a pesar de que somos un organismo privado. Hay ciertos aspectos, en la salud, en la educación, que tienen que ser regulados. También en la comunicación porque, en verdad, cualquier medio de comunicación sí tiene el carácter de servicio público. Y tiene libertades y limitaciones. Entonces, esto debe estar bien claro para todos.

¿Qué le parecen las afirmaciones de que los medios privados de prensa defienden intereses particulares?

Tenemos que asegurarnos que la libertad de expresión esté garantizada desde todos los lados. Entonces, si estamos hablando de la libertad de expresión del periodista, debemos asegurarnos que ni el Gobierno le diga lo que tiene que decir ni que gente de dinero o de poder político, policial o jurídico le indique lo que tiene que decir. Tampoco que el dueño del medio señale lo que tiene que decir.

¿Cómo mira los ataques que el Presidente lanza a los medios privados?

Creo que hay un poco de corrupción en ciertas personas que usan los medios nada más para llevar su ideología hacia delante. No creo en los ataques constantes de nadie. Considero que debe haber más diálogo que ataques. Que cuando algo haya que decir sobre corrupción en la prensa, se lo diga con altura.

¿Hay prensa corrupta?

Me parece que hay tendencias, tendenciosidades, es decir, periodistas tendenciosos que solo usan su medio de comunicación para tratar de distorsionar la realidad y la verdad. Eso me parece que es corrupción. Este rato no voy a hacer acusaciones contra nadie.

¿Usted o la institución a la que representa (Colegio San Gabriel de Quito) se han visto afectados por alguna distorsión publicada y difundida en los medios de prensa locales?

Yo hablo a nombre personal. De la prensa, no ha habido ninguna distorsión contra el Colegio San Gabriel. Hubo rumores falsos publicados en Internet, no por parte de la prensa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)