21 de July de 2009 00:00

La novena muerte en el país se confirmó en Alausí, Chimborazo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Reds.  Sierra Centro y Manta

La última muerte con gripe AH1N1 registrada en el Hospital del IESS en Chimborazo, el  viernes 17, puso en alerta a las autoridades. Wilson Nina, director de Salud de la provincia, dijo que la paciente de 59 años que llegó de Chunchi murió con insuficiencia renal crónica.

En los exámenes enviados al Instituto Izquieta Pérez se comprobó además que  portaba el virus de la influenza. Por ello, se armó un cerco epidemiológico con familiares y amigos para evitar más contagios. Ellos en el momento están en observación.

Contó que por disposición del Ministerio de Salud desde ayer se administra el tratamiento a los pacientes de 24 años que tengan algún problema complicado de gripe, tos, dolor y ardor de garganta, fiebre... Ahora no son necesarios los exámenes positivos. Los sospechosos de un posible contagio deben acudir de inmediato a hospitales y centros de salud para que sean atendidos. “Todos los centros están equipados con el medicamento y las dosis necesarias”.

Explicó que los cercos epidemiológicos que se armaron en cada uno de los casos impidió que haya más muertes e infectados en el país. César Ayala, director del Hospital de Riobamba, expresó que el segundo caso de muerte por el virus AH1N1 en Chimborazo fue de una chica con discapacidad de 26 años que llegó del cantón Alausí. Ella ingresó, la semana pasada, a terapia intensiva del hospital.

En 12 horas falleció (15 de julio). En las muestras de los exámenes se detectó que tenía el virus.  En Tungurahua, el número de infectados con la gripe  subió a 12. María de Lourdes Freire, directora de Salud en la provincia, aseguró que ocho personas permanecen en observación en el Hospital Ambato.

Además, los familiares y amigos de las personas contagiadas siguen controladas por las brigadas médicas. Los casos de  AH1N1 se multiplican en Manabí. Iris Mendoza, directora provincial de Salud, dijo que la cifra  llega a 20. La mayoría ha sido tratada en sus hogares.

Las salas de urgencias de los hospitales Verdi Cevallos en Portoviejo y Rafael Rodríguez  de Manta están llenas de gente que busca atención médica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)