17 de octubre de 2014 16:44

Cuatro niños afectados por una intoxicación se recuperan en los hospitales de Ambato y de Quito

Algunos de los niños intoxicados en Ambato fueron atendidos en el Hospital Móvil de esa ciudad. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO

Algunos de los niños intoxicados en la parroquia Bolívar fueron atendidos en el Hospital Móvil de Ambato. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sierra Centro

Hoy, viernes 17 de octubre del 2014, cuatro de los ocho niños que se intoxicaron en la escuela Abdón Calderón de la parroquia Bolívar del cantón Pelileo, en Tungurahua, permanecen asilados en los hospitales Baca Ortiz de Quito y el Móvil 2, en Ambato.

Según un informe de la Zonal 3 de la Dirección de Salud de Tungurahua, están fuera de peligro. Ellos permanecerán bajo observación en las próximas 72 horas, luego serán dados de alta.

Los alumnos de este centro educativo presentaron vómito, dolor abdominal y abundante secreción. Por eso, el jueves 16 de octubre del 2014, fueron conducidos hasta los hospitales de Pelileo y de Ambato. El hecho ocurrió a las 11:30 en esta población ubicada en la Sierra centro del Ecuador.

Hoy a las 12:30, en una rueda de prensa los funcionarios de la Dirección de Salud de la provincia, explicaron que en las pruebas efectuadas se determinó que los ocho menores consumieron algún producto contaminado con órganos fosforados (posiblemente insecticida).

Claudia Ávila, coordinadora Zonal 3 de Salud, dijo que los menores recibieron atención inmediata. Cuatro regresaron a casa, otros dos fueron transferidos al Hospital Baca Ortiz y dos más permanecen en asilados en el Hospital Móvil 2.

Las investigaciones para determinar las causas continúan. Los menores llegaron en ambulancias de la Cruz Roja, Bomberos y del Ministerio de Salud. Mauro Falconí, director del Hospital Móvil, indicó que los infantes de 4 y 6 años están fuera de peligro. Ellos ingresaron a cuidados intensivos como es lo recomendable en esto casos. “Los dos chicos que están en el Hospital Baca Ortiz, se encuentran estables y sin complicaciones”.

Luis Rodríguez, padre de menores intoxicados, contó que aún no sabe qué comieron los niños. “Sabemos que en la mañana recibieron el desayuno en la escuela que fue leche con galletas. Además, comieron papas con arroz que compraron en la calle. Esperamos que se recuperen pronto”.​

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)