28 de agosto de 2017 08:09

Exenfermero alemán, sospechoso del asesinato de 84 personas

Niels habría suministrado medicamentos a los pacientes en el hospital para desencadenar fallos cardíacos o un colapso circulatorio. Foto: Captura

El exenfermero alemán, Nils Högel, habría suministrado medicamentos a los pacientes de un hospital para desencadenar fallos cardíacos o un colapso circulatorio. Foto: Captura

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Agencia DPA

El exenfermero alemán Nils Högel, que actualmente cumple cadena perpetua, habría matado también a otros 84 pacientes, lo que lo convertiría en uno de los mayores asesinos en serie de la historia alemana, según las últimas investigaciones dadas a conocer hoy, 28 de agosto de 2017.

En 2015, el enfermero, actualmente de 40 años, fue declarado culpable por la Justicia alemana de doble asesinato, dos intentos de asesinato y lesiones graves a pacientes ingresados en la unidad de cuidados intensivos en el hospital de la ciudad de Delmenhorst, próxima a Bremen, en el norte de Alemania.

Ahora, un grupo de investigadores aseguró en Oldenburgo que sus crímenes abarcan un número mucho mayor. Niels habría suministrado medicamentos a los pacientes en el hospital para desencadenar fallos cardíacos o un colapso circulatorio. A continuación, los reanimaba para presentarse como un héroe ante sus colegas. Sin embargo, esto no funcionaba siempre.

Esta práctica también la llevó a cabo en su antiguo puesto de trabajo en el hospital de Oldenburgo, donde también habría matado a pacientes. En el juicio de 2015, el exenfermero fue condenado a cadena perpetua. En el proceso, el acusado reconoció haber matado al menos a 30 pacientes y haberlo intentado con otros 60 entre 2003 y 2005.

Previamente, en 2006, Niels había sido condenado a cinco años de prisión por intento de asesinato después de que una enfermera lo descubriera en 2005 intentando suministrar una inyección no prescrita a un paciente.

Una comisión especial dentro de la Policía intentó durante más de tres años aclarar cuántas personas había asesinado. Los investigadores analizaron centenares de actas de pacientes y exhumaron a más de 100 cadáveres en busca de rastro de estos medicamentos.

El número de muertes causadas por Niels será mayor de lo que se ha podido comprobar, porque muchos pacientes fueron incinerados, declaró el presidente de la Policía de Oldenburgo, Johann Kühme. "Los horribles actos de Niels H. exceden cualquier poder de imaginación", comentó.

El hecho de que tantos pacientes perdieran la vida durante el turno de Niels fue objeto de conversaciones en los dos hospitales.

De acuerdo con la Fiscalía, en el caso de Delmenhorst había también indicios concretos de que mataba a sus pacientes. Dos ex médicos jefes y el director de la unidad de cuidados intensivos deberán comparecer ahora ante la Justicia acusados de homicidio por omisión. Mientras, las investigaciones contra los responsables en el hospital de Oldenburgo continúan abiertas.

"Se podrían haber evitado los asesinatos", afirmó Kühme. Los responsables de entonces deberían haber actuado más rápidamente y buscado apoyo. "En el hospital de Oldenburgo se conocían las irregularidades", agregó el jefe policial. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)