9 de diciembre de 2015 21:27

Nicolás Maduro admite errores y corrupción del Gobierno revolucionario

El presidente venezolano Nicolás Maduro pidió la renuncia a sus ministros después de la victoria de la oposición en las elecciones parlamentarias. Foto: AFP

El presidente venezolano Nicolás Maduro admitió los errores de la revolución bolivariana. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 120
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 5
Contento 5
Agencia EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, asumió hoy (9 de diciembre) que su Gobierno cometió errores "de burocracia" con una "corrupción que envolvió las políticas revolucionarias" lo que influyó en la derrota electoral legislativa del domingo pasado (6 de diciembre), aunque aclaró que el principal enemigo es "la derecha fascista".

"O en Venezuela salimos de este atascadero (atolladero) en el que esta guerra económica nos metió, que nuestros propios errores nos metieron, la burocracia, la corrupción que envolvió las políticas revolucionarias (...) o Venezuela va a entrar en un gran conflicto", dijo Maduro a las puertas del palacio presidencial de Miraflores.

El presidente ofreció un breve discurso ante varias decenas de personas que se movilizaron a las puertas del palacio para manifestar su apoyo a Maduro después de que el martes se conocieran los resultados definitivos de las parlamentarias del domingo que dieron ganadora a la oposición con 112 diputados sobre 55 del chavismo.

El jefe de Estado dijo que ese conflicto que, asegura, se producirá en Venezuela si no sale de ese "atascadero", afectará a toda América Latina y El Caribe.

"Hay un conjunto de problemas, de errores acumulados que el pueblo debe saber que yo estoy perfectamente consciente y he convocado a un diálogo con el pueblo", señaló.

Pidió a sus seguidores "ubicar al enemigo principal", que "es la derecha fascista contrarrevolucionaria que ha obtenido un éxito electoral" y a sus "aliados" que se esconden "en distintos cargos".

Reiteró el llamado al debate que ha hecho esta semana entre las fuerzas chavistas para tejer "una estrategia revolucionaria y convertir esta crisis en una crisis revolucionaria" que fortalezca la llamada "revolución bolivariana".

"Un renacer de la fuerza popular de la revolución bolivariana, eso es lo que yo quiero, estoy dispuesto a encabezar una revolución radical, socialista, popular", dijo tras señalar que hay que luchar contra los "fascistas" que ganaron la mayoría legislativa.

Recordó que el próximo 5 de enero toma posesión la nueva Asamblea Nacional (AN, parlamento) y acusó a los nuevos diputados opositores de querer derogar las leyes "del poder popular" y de amenazar con cerrar medios oficialistas como el canal y la radio del Parlamento, así como el estatal VTV y el regional Telesur.

Dijo, además, que ese nuevo Parlamento opositor quiere "acabar con Petrocaribe".

"Ha triunfado una contrarrevolución fascista (...) utilizando las reglas de la democracia y ahora está amenazando al pueblo de quitarle las misiones, la educación, la Ley del Trabajo", señaló al tiempo que pidió a la "burguesía" que "no cante victoria por un revés pasajero" que ha tenido la revolución.

"Las revoluciones a veces necesitan el látigo de situaciones adversas, difíciles, el látigo de la contrarrevolución para despertar", aseveró. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (5)