10 de December de 2010 00:00

Temporada alta en los centros comerciales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Negocios

El ex diputado y candidato presidencial René Maugé, al igual que cientos de personas, caminaba la noche del miércoles por los pasillos del Centro Comercial Iñaquito (CCI), en Quito, en busca de las mejores ofertas y descuentos.

Vestido un calentador azul marino y zapatos tenis, Maugé veía los letreros en las vitrinas de los locales, que señalaban el monto de los descuentos. Hasta las 21:00 no cargaba ninguna bolsa de compras, solo observaba.Maugé se perdió minutos más tarde entre la multitud que también entraba a los locales aprovechando el horario extendido, hasta las 24:00, de la denominada Noche de compras Diners.

Alrededor de las 22:00, el flujo de gente por los pasillos no reflejaba una avalancha de compradores. Tampoco era difícil obtener parqueadero. Al contrario, había holgura para caminar, aunque en varias tiendas el amontonamiento era inusual para un miércoles.

Ese era el caso del local de Fa-shionlana, que ofrecía sacos a USD 18. Pablo Jaramillo se probaba todos los que podía, sin ir al vestidor. “Hay mucha gente aquí y hasta que pueda entrar me demoro mucho. Quiero aprovechar la oferta”. Al final compró dos sacos y un chal para su esposa.

Una situación similar se vivía en D&Bond, Pinto, Lee y Naf Naf, donde los descuentos del 40%, 15%, 15% y 40%, respectivamente, atraían a cientos de clientes. La estampa se repetía también en la tienda de artículos electrónicos Point Technology.

“Lo que la gente más prefiere es sin duda la ropa de descuento o de temporada y los aparatos electrónicos como cámaras, iPods o equipos de audio y video. Esta noche se ha duplicado la visita de clientes”, señalaba agitado el dependiente de Point.

Aunque no era obligación disponer de la tarjeta de crédito Diners, solo el socio podía aplicar a los descuentos. Por ello, Fátima Cruz se frustró al ingresar a la tienda de discos Musicalísimo. “El problema es que necesito la tarjeta y no me dan la oferta”.

Durante la noche, las compras de los clientes se hacían en medio de una cascada de premios: Diego Ramos Borja se ganó una orden de compras por USD 100 en Calzado Cáceres, Nory Vargas recibió un cupón de USD 100 para compras en Casa Tosi y otras personas como Patricia Buitrón y Priscila López recibieron sus respectivos premios de órdenes de compra de USD 20 en American Deli y Los Motes de la Biloxi.

La felicidad de los ganadores era acompañada de las notas de los grupos musicales que entonaban villancicos. Diana Lemos se sorprendió cuando escuchó por el parlante su nombre, para que recibiera un premio sorpresa.

El balance para los dueños de locales y del CCI fue positivo. Según Verónica Espinosa, gerenta de Mercadeo del centro comercial, las ventas aumentaron un 20% respecto del año pasado, especialmente en los locales Call & Buy, Pinto, Taty y Marcelo.

“No dispongo de las cifras exactas, los locales aún no me pasan sus balances. Sin embargo, el flujo de gente fue mayor al 2009. Desde las 18:00 hasta las 23:15, la afluencia de gente que entraba y salía era constante. Calculo unas 20 000 personas en la noche”.

Si bien el ingreso de personas disminuyó alrededor de las 23:00, los parqueaderos estuvieron ocupados hasta las 24:00.

Así, la capital entró en la recta final de las compras navideñas. Anoche, los clientes Diners tuvieron otro espacio para comprar sus regalos en el Condado Shopping.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)