24 de June de 2012 00:04

El precio con tarjeta de crédito debe ser igual al precio de contado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La costumbre de los locales comerciales de diferenciar los pagos a crédito de los realizados al contado ya no seguirá en el país.

La Junta Bancaria determinó la “obligatoriedad de los establecimientos de que el precio para el pago con tarjeta de crédito será el mismo precio que al contado; y, que toda oferta, promoción, rebaja o descuento vigente para el pago al contado, será también exigible por el consumidor que efectúa pagos mediante el uso de tarjetas de crédito, salvo que se ponga en conocimiento del tarjetahabiente de manera oportuna y adecuada, en la publicidad o información respectiva y de manera expresa, lo contrario”.

De esta manera, en los próximos días, una vez que la resolución de la Junta Bancaria sea publicada en el Registro Oficial, los clientes no tendrán que realizar la pregunta que ya era característica: “¿cuánto me cuesta con tarjeta y cuando si pago en efectivo?”.

No obstante, los tarjetahabientes sí se someterán a los intereses de ley que se establecen para los pagos en diferido. Eso sí, la entidad emisora de la tarjeta está obligada, desde mayo pasado, a proveer al cliente, de manera didáctica y detallada, los pagos que realiza por cada uno de sus consumos.

Estas medidas se han tomado a raíz del anuncio del Gobierno de que, tras un estudio realizado por la Superintendencia de Bancos, se ha detectado que alrededor de 400 000 familias tienen indicios de sobreendeudamiento.

Pedro Solines, superintendente de Bancos, señala que se continuarán adoptando resoluciones para que la expansión del crédito registrado en los últimos años sea controlada y no haya el peligro de llegar a una crisis en el futuro.

Según un estudio contratado por la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (ABPE), en el último año las operaciones de crédito de consumo han crecido en mayor medida en las clases media y media alta. Es en estos dos grupos de clientes donde las entidades financieras están apalancando su crecimiento. Así, el crecimiento de cartera de consumo en los segmentos medio (USD 3 000 a 5 000) y medio alto (USD 5 000 a 10 000), fue de un 42%. Mientras la entrega de tarjetas creció de una forma exponencial, en más del 80%, en un año.

Asimismo, la cantidad de instituciones financieras que actualmente participan en este mercado también creció. En total, en estos momentos el país cuenta con 21 operadores de tarjetas.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)