16 de March de 2010 00:00

El precio del azúcar en el mundo aumenta

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

El precio de la tonelada de azúcar se alteró en el mercado internacional. Esta situación puso en alerta a las industrias locales que requieren de esta materia prima para la producción de bebidas, jugos y confiterías, principalmente.

Ahora su cotización se ubicó cerca de USD 740 por tonelada cuando hace cuatro meses no pasaba de USD 504. Los problemas de producción en India y Brasil ocasionaron que los niveles de cosecha esperados no se cumplan y causen un déficit en el mercado. Para la temporada de este año, la producción mundial se ubicará en unos 159 millones de toneladas, mientras que el consumo bordeará los 167 millones.

Los expertos sostienen que estos problemas se mantendrán en los próximos tres años, ya que los principales productores (India y Brasil) demorarán en recuperar sus niveles de productividad. Sin embargo, ese aumento de precio en el exterior no afecta al mercado y la demanda locales que son abastecidos por seis ingenios.

Puertas adentro, Miguel Pérez, presidente de la Federación Azucarera del Ecuador, afirma que los consumidores locales no se afectarán por los problemas externos y comprarán el producto sin aumentos en el costo final. “Los precios internos se ajustan sobre el alza en los costos de producción local y no en relación con los efectos del mercado mundial”.

El saco de 50 kilos se cotiza, en promedio, en USD 30 en el país mientras que en el exterior ya supera los 36. Hace cuatro meses, la cotización no pasaba de los USD 28 por cada tonelada.

Según Pérez, la producción anual de los seis ingenios en el país se ubica entre 520 000 y 550 000 toneladas. “Siempre existe un inventario de hasta 50 000 toneladas que se puede exportar, pero el año pasado no se lo hizo para garantizar la demanda. Aquí hay azúcar para todos”.

El 30% de la producción es para las industrias y el resto para los clientes, que van desde hoteles hasta amas de casa.

Staynley Vera, administrador del ingenio Ecudos, explicó hace tres semanas que la demanda de las industrias de bebidas y confites aumentó en el mercado local. “Antes, las industrias multinacionales compraban azúcar en el extranjero porque salía barata, pero ahora es más cara. Por eso, hoy piden más azúcar, pero los mando a la fila porque primero están los pequeños consumidores y, si quieren más, tendrán que pagar al precio del mercado internacional”.

Según Vera, la estrategia de los ingenios es elevar la productividad, colocar el excedente afuera y abastecer a quienes elaboran etanol.

Ecudos es parte de los bienes que se incautó la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD) al grupo Isaías. En el 2009 registró una producción de 2,7 millones de sacos. Para este año, realizará una inversión de USD 20 millones para renovar calderas y equipos de cosecha.

Por su parte, el ingenio San Carlos, despacha con normalidad el azúcar refinada que utilizan las industrias. El pasado jueves, en un recorrido por sus bodegas, se comprobó que en 3 000 sacos de 50 kilos se despacharon para la empresa Coca Cola.

Marcelo Armijos, jefe de logística de San Carlos, explicó que los despachos se mantienen en los mismos niveles de azúcar refinada. “Habitualmente, la industria del refresco demanda un producto con tono más blanco para mezclar con sus jarabes y cumplir con ciertos parámetros internacionales”.

Entre sus clientes están Coca Cola, Santa María, Nestlé, Pepsi entre otras. San Carlos ofrece el azúcar en 27 variedades y registró una producción en el 2009 de 3, 5 millones de sacos de 50 kilos para ocupar el primer lugar.

Un representante de Coca Cola dijo que el abastecimiento del azúcar no ha variado y que siguen con sus niveles de compra.

Augusto Ayala, gerente administrativo de San Carlos, sostuvo que ahora los ingenios realizan inversiones para mejorara la productividad en el campo y la extracción del jugo en las fábricas.

“Este año invertiremos alrededor de USD 12 millones para renovar la procesadora de cañas, mecanizar los cultivos y renovar equipos en las fábricas”, señaló.

Los registros de Fenazucar cuantifican una inversión anual de USD 60 millones entre todos los ingenios. Además, financian la operación de un Centro de Investigación de la Caña de Azúcar del Ecuador (Cincae), para elaborara más variedades y más resistentes a enfermedades y plagas.

Este centro ya elaboró su primera variedad y es la ECU 01 que es más productiva y rentable. El rendimiento de la caña es de 69 toneladas promedio hectárea año. El objetivo es subir a más de 90.

Entre los planes de los ingenios también está exportar a otros mercados, como México, para beneficiarse de los precios internacionales. Además de generar valor agregado a sus productos como las multivitaminas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)