19 de March de 2011 00:00

La oportunidad de invertir en la Bolsa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Con la proximidad de abril, el plazo para que las compañías privadas repartan utilidades a sus trabajadores se agota. Hasta el 15 de ese mes, las empresas ya deberán haber transferido esos recursos a cada uno de sus colaboradores.

Según la Superintendencia de Compañías, en el 2009 se repartieron USD 653,7 millones en utilidades entre 1,3 millones de trabajadores, casi la mitad de lo repartido durante el 2008. El motivo de la reducción fue un año marcado por la crisis financiera mundial. De estos montos, en promedio, los trabajadores de empresas nacionales recibieron USD 1 251 por utilidades, mientras los de compañías extranjeras captaron USD 3 738.

Entonces, la pregunta surge: ¿dónde lo invierto? Para Carolina de la Cruz, asesora de finanzas familiares, las personas generalmente utilizan los montos para pagar deudas contraídas durante las fiestas de fin de año o como nuevo capital de consumo. “Sin embargo, otras personas deciden utilizarlo como ahorro o inversión. Ahí es cuando hay que buscar las ofertas en el mercado”.

Una de esas ofertas que aún provoca en las personas cierto temor es la inversión en las bolsas de Valores. Si bien en Ecuador esta forma de obtener rendimientos sobre un capital no es tan difundida, está en trámite una nueva Ley de Mercado de Valores que ayudará a potenciarlo.

Una de las novedades, según la ministra Coordinadora de la Política Económica, Katiuska King, será la posibilidad de crear “clubes de inversión”. Es decir, que un grupo de personas -por ejemplo los empleados de una misma empresa- puedan juntar sus recursos y comprar los papeles que se ofrecen en el mercado de valores. Eso aún no se puede hacer.

Sin embargo, la titular de la Bolsa de Valores de Quito, Mónica Villagómez, aconseja tener un poco de paciencia a la hora de colocar el dinero. “No es muy común que se emitan papeles inferiores a USD 5 000. Sin embargo, sí hay. Solo hay que esperar el momento. Actualmente, por ejemplo tenemos un par de compañías que ofrecen papeles de USD 500 y USD 1 000, rentables”.

En primer lugar hay que saber qué es una Bolsa de Valores. Se trata de un lugar, una corporación civil sin fines de lucro, donde se compra y vende valores, tales como acciones de empresas, bonos públicos, certificados de depósito, entre otros. Así, las personas pueden elegir en este abanico de opciones en esa casa. En el Ecuador hay dos: la Bolsa de Valores de Quito y la de Guayaquil.

Pero la persona en sí no puede acudir a estas Bolsas de Valores y comprar un papel. Todas las inversiones que se realizan en estos lugares deben hacerse a través de las casas de valores. Estas compañías actúan como intermediarias entre los clientes y las empresas que han colocado sus papeles.

Según Ismael Vélez, de Picaval, el paso siguiente es el de asesorarse y conocer cuáles son las características de los distintos papeles que se negocian en el mercado. “Además, hay que conocer el perfil del inversionista, si quiere rendimientos a corto o largo plazos”.

Los puntos básicos para crear un paquete de inversión para el pequeño inversionista

Para empezar su recorrido por el mercado bursátil tiene que contactarse con una Casa de Valores. En estos lugares le asesorarán sobre su inversión.

Allí le solicitarán que llene un formulario con información básica como nombres, dirección, teléfono, entre otros. Además, debe llevar una copia a color de su cédula de identidad.

El costo de invertir en la Bolsa es de cero. Sin embargo, hay que cancelar una comisión para la Bolsa y una comisión para la Casa de Valores por las operaciones realizadas. Este rubro varía , pero puede ir entre 0,8% y 1,5% del monto invertido.

Los montos mínimos de inversión varían según la oferta y la demanda del mercado. Y también por el tipo de papel. En el caso de la compra de acciones de una empresa, estas pueden darse desde USD 1.

Al comprar una acción, el inversionista se transforma en uno de los dueños de la compañía. Quien compra una de estas acciones tendrá participación en el capital de la compañía.

En el caso de las acciones hay que considerar que son uno de los papeles con mayor riesgo. Esto porque se desconoce si durante el año la compañía tendrá o no utilidades. Así que sus ganancias están sujetas al desenvolvimiento de la compañía.

Es un valor muy preciado, pero confronta un mayor riesgo para las personas que invierten.

Las acciones de Supermercados La Favorita son las que mayor oferta y demandad tienen. Copan el 52,6% del total de ofertas de acciones. Últimamente, las acciones de Holcim, Industrias Ales y KFC han sido de las más demandadas y cotizadas.

Invertir USD 500 ó 1 000 en papeles bursátiles puede ser mucho o poco, según el objetivo que tenga usted. Con ese dinero podría comprar artículos de consumo, pero no estaría invirtiendo ni ahorrando.

En cambio, si utiliza esos valores para generar rentas futuras, en el corto plazo (un año) o en el largo plazo (tres, cuatro, cinco años), entonces puede contar con otras opciones.

Las titularizaciones son los papeles que más se ofrecen en la bolsas de valores del país. Su riesgo de pérdida es bajo, porque no depende del desenvolvimiento de la compañía.

Si una empresa quiere tener dinero instantáneamente, ofrecerá al mercado los flujos futuros de sus ventas, por ejemplo. Es decir, calculará en valor presente lo que prevé vender a los largo de cinco años.

Ese valor calculado ingresa a un fideicomiso al que se denomina “patrimonio de propósito exclusivo”. Este fideicomiso es el que emite las titularizaciones, que comúnmente suelen arrancar desde los USD 5 000.

Entonces, con la venta de esas titularizaciones, el fideicomiso da todo el dinero a la compañía cotizante. A cambio, recibirá todos los flujos de ventas de los próximos cinco años.

Con ello, el dueño del título tiene asegurado el retorno de capital e intereses. Los rendimientos de las titularizaciones dependen del plazo y de los montos. Pero siempre es mayor a la tasa referencial que paga el Banco Central. A cinco años, por ejemplo, la titularización de Interagua paga 8,46%, contra el 6,76% que ofrece el Central.

Más opciones en el mercado bursátil



Las obligaciones son otros instrumentos altamente demandados en el mercado. La razón es que son los más blindados de todo el sistema. Estos papeles tienen una serie de garantías que garantizan el pago al dueño de la obligación.

En este tipo de papeles hay más posibilidad de hallar opciones para los pequeños inversionistas. Y, con paciencia, se pueden hallar obligaciones de USD 500. Pero tenga en cuenta que son inversiones de largo plazo, es decir, mayores a un año.

En este caso, el inversionista debe tener muy en cuenta la calificación de riesgo de la compañía. El interés que pagan estos papeles arranca desde el 7,50% para los de cinco años.

Un nuevo sistema que se adopta en estos momentos en las bolsas de Valores es la desmaterialización de los papeles. Es decir, ahora usted ya no recibirá el papel en físico, sino que todo es de forma electrónica.

Con este nuevo proceso, los pequeños inversionistas tienen más oportunidades de comprar papeles acorde con el bolsillo del cliente. Pregunte en las casas de Valores por esta opción.

Si espera que el rendimiento de su dinero sea mayor, puede también consultar por los fideicomisos. Las casas de Valores manejan esta opción, que es como una canasta de dinero donde varias personas colocan su dinero para invertirlo.

La ventaja de optar por un fideicomiso es que se puede reunir un capital mayor, lo cual permite a los inversionistas reducir los costos, comparado con hacerlo de forma individual.

La demanda ha crecido en el país, por lo que los papeles se agotan en unos 15 días. Antes se vendía todo en dos meses.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)