13 de October de 2012 00:34

Nuevo proceso para ‘espiar’ sus deudas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 0

Una de las principales preocupaciones de los clientes es saber si la banca continuará entregando préstamos después de que la Asamblea aprobó la Ley Derogatoria a la Ley de Burós de Crédito.

El documento, que pasó al Ejecutivo y que espera su aprobación o veto, elimina los burós privados de información y las calificaciones de la Central de Riesgos. En su lugar, se creará el Registro Nacional de Datos Crediticios, controlada por la Dirección Nacional de Registros de Datos Públicos.

Esto ha levantado polémica. Mientras el Ejecutivo defiende la tesis y considera que se agilitarán los procesos para otorgar créditos, especialistas financieros creen que la entrega pudiera restringirse por la falta de información suficiente que les dé a conocer el historial crediticio de las personas.

“Eventualmente, los bancos podrían reducir las colocaciones y volverse más exigentes en los requisitos para acceder al crédito”, explica Álvaro Andrade, gerente de la Cooperativa 29 de Octubre. La entidad entrega créditos en 24 horas. Con esta Ley cree que el trámite para acceder a un préstamo se tardaría un mes o más.

Con ello concuerda Javier Vaca, de la Red Financiera, quien señala que las entidades pueden correr más riesgos al entregar créditos sin la información que entregaba el buró. Además, adelanta que los procesos serán más burocráticos y se solicitarán más garantías. Estos factores demorarán la entrega de los créditos.

Sin embargo, el asambleísta Francisco Velasco discrepa con estos argumentos y explica que con la nueva entidad se albergarán los datos del historial crediticio y se agilitarán aún más los trámites pues la información va a estar consolidada en una sola institución, que además tiene bajo su control los datos del Registro de la Propiedad y del sector mercantil.

Los detalles de cómo funcionará   el otorgamiento de créditos en bancos y casas comerciales  

Los clientes   actualmente son calificados  en cinco  categorías (A,B,C,D y E), desde  los mejores a los  malos pagadores de las deudas contraídas en almacenes y bancos.   

Con la Ley  ya no existirán estas calificaciones. Ahora el banco o la casa comercial decidirán por cuenta propia si es que le otorgan  o no el crédito ya que no tendrán una radiografía.  
Entonces,  los bancos y las casas comerciales le pedirán al cliente una autorización para acceder a su información que estará en la Dirección Nacional de Registros de Datos Públicos.    

El banco   o casa comercial harán el pedido en línea de sus datos. Allí se detallará información básica del cliente y sus movimientos financieros de los últimos tres años.   
En la información    no constarán las deudas de hasta  0,15  veces el salario unificado. Es decir, si usted tiene deudas menores a USD 43,80, no aparecerán en el sistema.  

Recuerde   que  si bien esta  Ley  hace  desaparecer  las calificaciones para los deudores de la banca,  no así las deudas. Si no puede pagar, es  necesario que renegocie la deuda.  
  Asimismo,  si usted adquirió una deuda hace cinco años (la haya o no la haya pagado), esta ya no  parecerá en el nuevo sistema crediticio. Eso no quiere decir que se condona su haber.

Según la Ley,  si una  deuda estuviera    vencida por más de seis meses ,el usuario deberá pagar primero el capital y luego los intereses. Ahora funciona al contrario.
Esta normativa   no  modifica las tasas de interés a las que los  clientes  pactaron el  crédito. A pesar de que no exista  una Central de Riesgos, los bancos cobrarán las deudas contraídas.

No se sorprenda  si ahora los bancos y casas comerciales le piden más documentos a la hora de entregar un crédito, así como más garantías y más preguntas sobre sus finanzas.


Otros datos  
 
Si una persona  estaba   con mala calificación por una   deuda  contraída hace    cinco años  ahora ya no estará en   esa lista. Si requiere otro préstamos esa información no aparecerá. Los bancos y las casas comerciales estudiarán su  historial de deudas.   

Casas comerciales    prevén que el crédito directo podría eliminarse de sus operaciones de comercialización. El efecto sería que el cliente pida él mismo  el crédito a la institución financiera, con lo cual el proceso sería mucho más largo.     

Usted como cliente podrá acceder a sus datos en línea (Internet) a través de su número de cédula y un código. Esto se integrará al servicio de Dato Seguro de la Dinardap. Es un trámite sencillo y automático.  

No tiene costo  alguno ingresar e imprimir su información financiera. De esta manera, sus datos ya no podrán circular de mano en mano sin que usted lo sepa. También se  sancionarán las actividades de venta de bases de datos de los clientes.   

Si bien es cierto que la    Ley  que elimina a la Central de Riesgos   ya fue aprobada por la Asamblea, el pasado 2 de octubre, aún se espera el veto o aprobación por parte del Presidente de la República y a su vez, la publicación en el Registro Oficial.  

No obstante,   el funcionamiento de los burós privados se mantendrá durante un año, hasta hacer la transición hacia la nueva entidad. En ese espacio de tiempo, las actividades de otorgamiento de crédito no se alterarán considerablemente.  



Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)