8 de March de 2011 00:00

Nuevas concesiones mineras en junio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En medio del tumulto de más de 25 000 personas que participan de la Conferencia Anual de la Asociación de Exploradores y Explotadores Mineros en Canadá (PDAC, por sus siglas en inglés), en el Metro Toronto Convention Center, un puñado de empresas que operan en el Ecuador buscan dar nuevos pasos en la industria minera regional y mundial.

Firmas como Kinross, IamGold, IMC o Salazar Resources participan del PDAC 2011. Entre sus planes está mostrar los beneficios naturales y económicos que ofrecen los campos en donde desarrollan sus operaciones.Por ejemplo, Fernando Soria, gerente técnico de Salazar Resources Ltd., explica que esta firma participa en la feria desde los últimos cuatro años. Su objetivo es buscar financiamiento y atraer inversionistas para desarrollar el proyecto Curipamba, que está ubicado entre Bolívar y Los Ríos.

Atraer al capital privado no solo es una misión que se han propuesto las empresas. El Gobierno también quiere que la inversión minera aumente en el país. Al menos eso quedó claro durante el Ecuadorian Day, conferencia que se hizo ayer a las 14:20, en el centro de convenciones.

El primero en tomar la palabra en el salón, cuya capacidad para 150 personas quedó estrecha, fue Ricardo Valdez, responsable del área de Negocios de la Embajada de Canadá en Quito. En su intervención mostró los principales indicadores de la economía ecuatoriana, el marco legal que cobija a las inversiones y las ventajas para desarrollar la minería.

También aportó con cifras: el país espera una inversión minera de USD 5 000 millones en los próximos cinco o siete años; además, que en ese mismo período las importaciones de maquinaria relacionada con esta industria alcanzarán los USD 500 millones.

Pero algo que quedó latente en los asistentes, muchos de ellos inversionistas canadienses: Valdez les dijo que para invertir en el país “deben cumplir las ‘tres P’: positivos, persistentes y pacientes”.

A renglón seguido, se presentó el viceministro de Minas, Federico Auquilla, quien señaló que en Ecuador ha comenzado una nueva época para la industria minera y un paso fundamental para ello es la negociación de los contratos de minería a gran escala.

Explicó que hasta la segunda semana de abril estarán listos los dos primeros acuerdos con las compañías IMC, con el proyecto Río Blanco, y Ecuacorriente, con Mirador. En el proceso seguirán Kinross y Iamgold, con quienes esperan haber firmado los contratos hasta el mes de mayo. Un detalle que puso énfasis fue que cada contrato tiene una particularidad, el modelo no es único y se lo construye para cada caso.

“No nos manejemos por esos mitos (de que no se quiere la inversión privada). El Estado está interesado en que vengan nuevas inversiones al Ecuador, estamos con los brazos abiertos para recibir a la empresa privada”, indicó .

Al término de su intervención y después de recibir los aplausos vinieron las preguntas por escrito. Una de ellas: ¿Cuánto afecta el riesgo político a las nuevas inversiones? “Ninguno”, dijo Auquilla. Como muestra de ello anunció que desde junio “podemos comenzar con el nuevo otorgamiento de concesiones mineras”.

Para el presidente del Consejo Nacional de Minería y representante de la empresa Kinross, Dominic Channer, este anuncio refleja que hay una nueva etapa para la minería en Ecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)