31 de May de 2010 00:00

El IESS es el principal cliente del Estado con el 90% de los bonos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

La emisión de bonos del Estado se ha convertido en la principal herramienta del Gobierno para conseguir liquidez en el mercado financiero en los últimos años. Y el cliente que más demanda esos bonos es el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Le siguen, a menor escala, las administradoras de fondos, bancos, inversionistas, entidades públicas.

Hasta abril del 2010, en el mercado circulan USD 2 836,9 millones en bonos y certificados de depósitos que son de corto, mediano y largo plazos. Solo en bonos de largo plazo el IESS tiene invertidos USD 2 522 millones, el 89% del total.

fakeFCKRemoveEn la nueva emisión de bonos de USD 577,6 millones, que realizó el Gobierno, el Seguro compró el 95,2%, y el restó lo captó Multivalores BG (Banco de Guayaquil), Corporación Financiera Nacional (CFN), Analytica Securities y otras. Con esa nueva emisión, la deuda interna del Estado se ubica en USD 3 414,5 y de ese monto el Seguro Social es acreedor de USD 3 072 millones. Eso representa el 90%.

El IESS no es el único cliente de las inversiones en papeles del Estado. También hay administradoras de fondos que lo hacen como AFP Génesis, donde el 67,7 % de su portafolio (USD 57 millones) se invierte en bonos locales.

Todos los fondos de inver-sión acumulan USD 600 millo-nes, que pertenecen a más de 300 000 afiliados.

Cicerón Tacle, gerente de Trust Fiduciaria, sostuvo que las administradoras pueden invertir en esos bonos de mediano y largo plazos porque son fondos que se ahorran a ese mismo plazo. “Todos ahorran para su jubilación o por algún tiempo que va entre 3 y 10 años. Por eso las administradoras buscan portafolios que tengan esos plazos y el único que lo ofrece es el sector público”.

Según Tacle, la demanda de los bonos depende de la liquidez del mercado y del ambiente económico. “Cuando hay tranquilidad todos demandan, pero cuando existe iliquidez, solo el sector público -que tiene fondos disponibles- sale a comprar. La emisión de bonos es normal en una economía”, añade.

El Seguro Social en 10 años invirtió USD 7 500 millones en bonos y ahora tiene un saldo de USD 2 500 millones. Eva García, presidenta de la Comisión Técnica de Inversiones del IESS, dijo que los bonos son rentables y garantizan el pago puntual de sus obligaciones. “Hasta ahora nunca se ha atrasado ni incumplido sus pagos en los vencimientos”.

En el 2010, el IESS tiene previsto invertir USD 1 000 millones en bonos a una tasa del 7%. Pero el problema se genera porque solo hay un cliente.

Fausto Ortiz, ex ministro de Finanzas en este Gobierno, contó que invertir toda la plata en un solo emisor no es recomendable por los riesgos que implica.

Señala que ahora la deuda interna aumentará aceleradamente. “Hay que sumar los USD 550 millones en bonos y los atrasos en los pagos al IESS por más de USD 1 200 millones. Se tenía un bajo indicador en la deuda interna pero ahora subirá”.

Los bancos también prefieren los papeles del sector público pero del exterior, como los bonos estadounidenses. Hasta marzo de este año, las 25 entidades mantienen inversiones de USD 1 109 millones en el sector público local y extranjero.

Según Ramiro Crespo, analista financiero, los fondos de inversión deben diversificarse y no solo concentrarse en el rendimiento, sino buscar instrumentos que generen liquidez de inmediato. “Si mañana hay un problema serio y el Gobierno requiere dinero para enfrentar una emergencia, lo primero que dejará de pagar son las obligaciones. Por eso hay que buscar portafolios seguros”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)