11 de March de 2012 00:02

Los griegos aún esperan recuperar sus tesoros

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 5
Contento 1

Mucho se ha hablado del expolio arqueológico y artístico de Grecia. Lo cierto es que el centro de la polémica nos lleva a un solo lugar: el Partenón, templo construido por Pericles en el siglo V antes de Cristo, situado en la grandiosa Acrópolis de Atenas.

80 de los 160 metros de frisos originales, así como 15 metopas y 17 figuras -todos ellos de mármol- permanecen en el Museo Británico de Londres, bajo la atenta mirada del Estado griego que pide su regreso.

“Desde mi punto de vista es lo único que puede considerarse verdaderamente expolio”, dice Miguel Ángel Elvira, catedrático de Historia del Arte de la Universidad Complutense, al tiempo de aclarar que en muchos otros casos se han producido ventas legales, “regidas por las normas de la época y del lugar”.

Lo del Partenón fue distinto. A inicio del siglo XIX, el embajador británico Lord Elgin pide el mismo trato que había recibido su homólogo francés cuando el Gobierno turco le regaló un relieve del Partenón. En ese momento Grecia era parte del Imperio Otomano y este necesitaba más que otra cosa la alianza con Inglaterra para enfrentarse a Napoleón.

Se lo llevaron todo

Turquía autorizó a Elgin que se llevara “algo” similar a lo que había escogido el diplomático francés. Pero Elgin se lo llevó todo. “De ‘llévese algo que le guste’, que es una forma totalmente retórica, a llevarse todo el friso del Partenón, las metopas que quedaban, una Cariátide del Templo de Erecteión, los frisos del Templo de Atenea Nike y quién sabe cuántas cosas, hay una diferencia radical”, explica Elvira.

Por ello se habla de un expolio, se extrajeron piezas patrimoniales de forma engañosa e ilegal.

Este no es el caso de otros monumentos griegos depositados en los museos más importantes del mundo. Tanto ‘La Victoria de Samotracia’ (190 años a. C.) como ‘La Venus del Milo’ (100 años a. C.) -colosales esculturas de mármol que reposan en el Louvre (en París)- fueron vendidas por sus descubridores al mejor postor.

“Un barco francés que navegaba por la isla de Milos se enteró del hallazgo de la escultura y ofreció dinero a quien se consideraba su dueño. A nadie se le ocurre reclamar a la Venus del Milo, porque la transacción fue correcta”, añade el historiador.

Al debate sobre el expolio griego se suman otras aristas, una de ellas es que gran parte de lo que antes fue Grecia hoy es Turquía. El altar de Pérgamo (180- 159 a. C.) -que se exhibe en el Museo de Pérgamo de Berlín-, aunque es un monumento de la época helenística, cuando se descubrió ya pertenecía a Turquía. Fue a finales del siglo XIX. Ese país había autorizado a Prusia las excavaciones en Pérgamo como una forma de agradecer la alianza de la superpotencia y la construcción del ferrocarril. Sin embargo, nadie imaginó que los alemanes encontrarían esa majestuosa construcción. Lo mismo ocurrió con el Mausoleo de Halicarnaso y el Templo de Atenea de Éfeso, dos ciudades griegas que desde la Edad Media ya pertenecían a Turquía. Varios de los frisos y relieves están en el Museo Británico.

Un caso diferente es el de los frontones del Templo de Aphaia, en Egina, una isla que sigue perteneciendo a Grecia. A inicios del siglo XIX, las autoridades turcas de la época, autorizaron la extracción de las piezas: un conjunto bastante amplio de frontones del siglo V a. C. Los excavadores pagaron derechos de exportación y cumplieron todas las leyes.

Se las vendieron a los reyes de Baviera y ahora se exhiben en el Museo de Múnich. “El Gobierno turco siempre mostró cierto desdén hacia Grecia, lo que le importaba era el arte islámico”, resume Elvira, para explicar el porqué se autorizó la intervención extranjera casi sin control.

Los museos europeos tienen la misma respuesta cuando se menciona la palabra expolio: “los monumentos están mejor con nosotros”. Hablan de seguridad, protección y mantenimiento. “Eso pudo ser a finales del siglo XIX, pero ahora Grecia tiene museos muy bien habilitados”, responde Miguel Cabañas, investigador en Historia del Arte del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España.

Para Elvira existe un argumento de mayor peso: a los grandes museos internacionales acuden millones de personas y lo que importa es que las obras sean vistas por el mayor número de gente posible. “No soy partidario de que España exija la devolución de todos los Velásquez y Greco y que a su vez esté obligado a devolver los Tiziano y Rubens. Ya son parte de la cultura universal”, añade.

Ambos historiadores coinciden en que el debate debe centrarse en “lo que es mejor” para el objeto. “El Partenón es Patrimonio de la Humanidad, no pertenece solo al país en que se creó. Hay que empezar a ver las cosas desde un punto más amplio”, concluye el investigador Cabañas.

Algunas fechas clave del desarrollo de la cultura helena

850 a. C. Fecha de creación de Esparta por Licurgo. Homero escribe la Ilíada y la Odisea.

800 a. C. Desarrollan un moderno alfabeto con vocales.

776 a. C. Primeros juegos Olímpicos. Año “0” del calendario griego.

683 a. C. República aristocrática en Atenas.

600 a. C. Tales de Mileto crea la filosofía griega.

594 a. C. Solón cambia la Constitución ateniense: democratiza la administración pública. Favorece la especialización agrícola e industrial. Realiza grandes reformas monetarias y empuja a Atenas entre los grandes Estados comerciales de la época.

580 a. C. Probable fecha del nacimiento del filósofo Pitágoras.

544 a. C. Nace el filósofo Heráclito de Efeso.

534 a. C. Fecha tradicional del nacimiento de la tragedia y el teatro.

500 a. C. Heráclito enseña en Éfeso. En el 499 a. C. nace Pericles, político ateniense.

481 a. C. Alianza de las ciudades griegas (Liga de Corinto) capitaneada por Esparta contra Persia.

480 a. C. Los persas vencen a los griegos en las Termópilas, pero son derrotados en la batalla naval de Salamina. En el año 478 a. C., Atenas se consolida como la primera potencia económica de Grecia.

469 a. C. Probable nacimiento de Sócrates. Año 460 a. C.: nace el “padre de la Medicina” Hipócrates.

456 a. C. Inauguración del Templo de Zeus (Olimpia).

334 a. C. Alejandro Magno invade Persia y los derrota. Aniquila a sus aliados de Grecia. Aristóteles vuelve a Atenas y funda el Liceo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)