20 de May de 2010 00:00

La gente no se queja por los problemas en la telefonía móvil

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Negocios

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

María José Guzmán tiene un teléfono de Movistar pero no está muy contenta con el servicio. Dice que hay zonas de su casa, en el sector de Cotocollao, donde no hay señal.

“Por lo general esto sucede cuando estoy en la cocina y en el comedor. Es una situación frecuente, pero realmente no me he quejado de la situación por pereza”.

De acuerdo a un estudio realizado por la Superintendencia de Telecomunicaciones (Supertel), son pocas las personas que reportan los problemas que se presentan al hacer uso de los servicios de las operadoras de telefonía móvil.

Fabián Jaramillo, titular de la entidad, explicó que entre agosto del 2009 y febrero del 2010 la entidad hizo una medición de los problemas por falta de señal en 16 sectores de Quito.

Estos son lugares donde no es posible realizar ni recibir llamadas, tampoco se puede enviar mensajes de texto.

El informe muestra que Porta tuvo inconvenientes en 13 de estas zonas, pero en ese mismo período solo hubo una queja. Entre Movistar y Alegro se encontraron problemas en 12 zonas de la ciudad y solo hubo 22 reclamos.

Los inconvenientes también se presentaron en la conectividad.

La Supertel registró 12 zonas donde Porta presentó problemas en la conexión de llamadas, pero solo hubo un reclamo. Movistar registró 15 zonas con este inconveniente y solo diez personas registraron su queja. No se presentaron los datos de Alegro.

A Alexandra Veloz, usuaria de Porta, frecuentemente se le cortan las llamadas cuando circula por la avenida 5 de junio. “Tomo esa vía para ir y volver de mi trabajo, en el norte. A veces se interrumpe la comunicación y tengo que marcar nuevamente”.

La cliente de la operadora asegura que no ha puesto un reclamo porque el problema solo se presenta en esa zona de la ciudad.

Porta explicó que el servicio que ofrece a sus clientes está acorde a la infraestructura permitida, lo cual incide en la calidad o en la cobertura. Por ejemplo, los habitantes de ciertos barrios no aceptan que se instalen antenas de radio bases. También hay una demora en los permisos municipales para la colocación de dichos equipos de comunicación.

Estas afirmaciones fueron respaldadas por el superintendente Jaramillo, quien asegura que los elementos antes mencionados impiden superar los inconvenientes técnicos de las empresas.

Movistar ya está diseñando un plan para enfrentar los inconvenientes en conexión y cobertura.

Ahora trabaja con el Municipio y la Asociación de Empresas de Telecomunicaciones para mejorar el proceso de obtención de permisos para ampliar la red e instalar nueva infraestructura.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)