14 de September de 2012 00:03

Pocas familias aseguran sus viviendas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Vicente Tufiño perdió cerca de USD 140 000 en el último incendio de Zámbiza, el domingo pasado. Por la falta de un seguro, no podrá recuperar nada de aquella inversión, a menos que provenga de la solidaridad de la comunidad.

Una propiedad de 200 metros cuadrados que alquilaba como lugar de recepciones dentro de su hostal fue consumida por las llamas, debido al intenso verano y el fuerte viento que esparció el fuego iniciado en la quebrada de Zámbiza, al pie de su terreno.

Solo quedan fotos de aquella casa de tres pisos construida con materiales ecológicos: techo de paja, puertas y cerramientos de maderas de la Amazonía, como cabo de hacha, naranjo y chanul.

Ceñido un par de guantes de lana ennegrecidos, Tufiño remueve algunas hojas de zinc que también formaban parte de la construcción y narra que durante tres años invirtió el dinero que ahorró cuando trabajaba como contratista en el Oriente.

Vendió también una camioneta para invertirla en el negocio, donde organizaba recepciones de matrimonio, cumpleaños, fiestas de 15 años, entre otros eventos.

Hace un año preguntó cuánto costaba un seguro contra incendios y otros siniestros para su negocio: el precio de la prima era de USD 280 al año.

“No lo tomé por falta de dinero, porque nunca creí que se quemaría la casa”, dice Tufiño.

De las tres casas afectadas en el último incendio en Zámbiza, ninguna tenía seguro, indica el presidente de la Junta Parroquial del Lugar, Luis Miranda.

De hecho, el representante conoce que ninguna de las casas de la parroquia cuenta con este tipo de seguros.

La falta de seguros en las viviendas es un problema de toda la población de Quito y del Ecuador. Esto sostienen tres empresas de seguros consultadas.

La gerenta de la asesora de Seguros Thomas Cooper, Ximena Ruiz, estima que menos del 20% de todas las casas del Ecuador tiene contratado un seguro contra incendios y contra siniestros.

Y de ese porcentaje, muchas de las personas tienen el seguro de manera obligatoria porque toda vivienda hipotecada en el país debe tener un seguro de siniestros.

[[OBJECT]]

Según Ruiz, en el colectivo de la sociedad ecuatoriana, se parte de la idea equivocada de que el seguro de una vivienda tiene un costo mayor al de uno de vehículo, pero esto no es verdad.

La tasa de la prima para asegurar una vivienda oscila del 0,17% al 0,27% de su valor, explica Ruiz.

Es decir, por el seguro de una casa valorada en USD 100 000, el propietario no pagará más de USD 270, al año.

En beneficios, la póliza cubrirá hasta el 98% del valor asegurado (el 2% es el deducible) sea que el bien se pierda por un incendio, una erupción volcánica, un terremoto o una inundación.

Si el cliente quiere además asegurar el contenido de la vivienda, los equipos electrónicos (que se aseguran aparte), protegerla de robos y daños a terceros por el siniestro, la póliza podría ascender a USD 659 (ver infografía).

El INEC no tiene cifras sobre el seguro a viviendas en el país. Sin embargo, de acuerdo con datos de la Superintendencia de Bancos, el seguro contra incendios ocupó el tercer lugar, con USD 122 millones, en cuanto a primas totales pagadas en el 2011, detrás de los seguros a vehículos, que mueven 351 millones.

Pero ello no implica que haya una gran cantidad de viviendas aseguradas, explica el gerente de Quito de la compañía de Seguros Ecuatoriano Suiza, Dayan Argüello, sino que en esta medición se incluyen los seguros que contratan las medianas y grandes compañía en el país.

Además, el seguro contra incendios representa el 9% de todo el volumen de primas pagadas.

Según Argüello, la mayoría de medianas y grandes empresas e industrias en el país están aseguradas, debido a que requieren proteger su patrimonio, mantener el negocio y también cumplir con sus préstamos adquiridos.

Ese es el caso de la planta de producción de huevos comerciales, de Pronaca, ubicada en Puembo, donde en la semana del 3 al 7 de septiembre murieron 10 000 aves y se afectaron tres bodegas de la compañía.

Sin embargo, sus pérdidas se redujeron sustancialmente porque la empresa tenía un seguro de todo riesgo y lucro cesante, que cubre los costos del tiempo que su planta no pudo producir.

El gerente de Seguros Interoceánica, Francisco Rivadeneira, sostiene que más del 90% de medianas y grandes empresas están aseguradas pero en contraste, el seguro a viviendas es mínimo.

[[OBJECT]]

Para  contratar un seguro contra  incendios

Primero avalúe   el bien a asegurar,  sea este una casa, un departamento o un negocio.Haga un inventario del contenido que también será asegurado.

Asesórese  de una compañía de seguros o de un experto perito para que la evaluación de su bien sea el correcto. Apóyese en el Impuesto Predial.  

Adecúe el paquete  del seguro que se adapte a sus necesidades. Dentro del paquete pueden estar asegurados además de los  siniestros y también robos y daños a terceros.

Identifique   cuáles son las coberturas del seguro y las exclusiones.  Podría estar excluido el contenido de la casa del seguro de todo riesgo, también daños a terceros.  

Tome en cuenta   el deducible que tendrá que pagar en caso de un evento.  Este equivale generalmente al 2% del valor del bien asegurado o un valor mínimo de USD 1 000.

Si sufre  un siniestro, tome en cuenta los tiempos máximos que contempla la póliza para reportarlo y recibir la indemnización.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)