3 de May de 2012 11:59

Ecuador penúltimo de América del Sur en recibir inversión extranjera

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

El único país de América del Sur que recibió menos inversión extranjera que el Ecuador fue Paraguay. En efecto, un estudio presentado en Santiago de Chile por la Cepal revela que el Ecuador está casi al final de la tabla de países sudamericanos por inversión extranjera directa recibida durante el 2011.

Según el cuadro de la Cepal, el Ecuador recibió 386 millones de dólares hasta el tercer trimestre lo que cual lo ubica en el penúltimo lugar.

Sin embargo, según información oficial actualizada del Banco Central hasta la fecha el Ecuador ha recibido 568 millones. En todo caso, las cifras revelan que el Ecuador es uno de los destinos menos apetecidos por los inversionistas extranjeros.

Los principales receptores de IED en la región durante el 2011 son Brasil ( USD 66 660 millones) y que representan el 43.8 por ciento del total de flujos a la región; seguido por México (19 440 millones), Chile (17 299 millones) y Colombia (13 234 millones).

Detrás de Perú están Argentina (USD 7 243 millones de dólares), Venezuela (5,302 millones), Uruguay (2,528 millones), Bolivia (859 millones), Ecuador y Paraguay.

De estos países Brasil, Chile, Colombia, Perú y Uruguay alcanzaron récords históricos.

La inversión extranjera directa (IED) en América Latina y el Caribe alcanzó en 2011 la cifra récord de 153 448 millones de dólares, impulsada por el dinamismo de los mercados internos y el elevado precio de los recursos naturales, informó hoy en Santiago la Cepal.

Esta marca histórica representa el 10 % de la IED mundial y un aumento del 31 % respecto de los 120 880 millones de dólares de capitales extranjeros que se invirtieron en la región en 2010, señaló el organismo de Naciones Unidas en su informe "La inversión extranjera directa en América Latina y el Caribe 2011".

"Esto se debe fundamentalmente al aprovechamiento de los mercados internos y también al precio de las materias primas, que hace que haya un gran estímulo en la extracción y procesamiento de recursos naturales", explicó la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, al presentar el documento.

En 2011, los principales receptores de IED en la región fueron Brasil, con 66.660 millones de dólares -un 43,8 % del total-; México, con 19.440 millones, y Chile, con 17.299 millones de dólares.

En los lugares siguientes se encuentran Colombia (13.234 millones de dólares), Perú (7.659 millones), Argentina (7.243 millones), Venezuela (5.302 millones) y Uruguay (2.528 millones).

La responsable de la Cepal destacó el "dinamismo" que caracterizó a todas las subregiones y subrayó que algunos países, como Brasil, Chile, Colombia, Perú y Uruguay, registraron récords históricos en IED.

En cuanto al origen de las inversiones, el 39 % corrió a cargo de empresas del bloque de la Unión Europea (UE), especialmente de España, que fue las responsables del 14 % del total de la IED en América Latina y el Caribe.

El resto de la UE invirtió el 25 %, Estados Unidos el 18 %, la propia región latinoamericana el 9 % y Japón el 8 %, precisó el informe.

La secretaria ejecutiva de la Cepal señaló que durante la última década, la UE ha invertido, en promedio, un 40 % del total de la IED en la región, con unos 30.000 millones de dólares al año.

Se trata, dijo Bárcena, de inversiones "muy diversificadas" y con "un alto contenido tecnológico" que se han concentrado en países suramericanos en industrias extractivas, manufactureras y de servicios.

Sin embargo, en la última década, América Latina se ha visto desplazada como destino de inversiones europeas por otros países europeos, países asiáticos emergentes e incluso África.

"Con la crisis financiera en Europa muchas de estas inversiones han disminuido", apuntó Bárcena, quien se mostró convencida de que los flujos de inversión europea se mantendrán en niveles similares a los observados durante los últimos años.

La economista mexicana consideró que tampoco influirán de forma negativa en las inversiones extranjeras las recientes nacionalizaciones de empresas españolas en Argentina y Bolivia.

"Nada indica que esto pueda extenderse a otras partes de la región", comentó.

El informe reveló también que el 46 % de los ingresos netos de IED correspondieron a reinversiones de utilidades, un dato que, para la Cepal, refleja la confianza de las empresas trasnacionales y las oportunidades de negocio en la región.

Sin embargo, la Cepal ha observado desde 2004 un fuerte aumento de la repatriación de beneficios de las compañías a sus países de origen.

Según datos del organismo, entre 1998 y 2003 el monto de rentas transferidas a los países de origen fue de 20 000 millones de dólares anuales, mientras que entre 2008 y 2010 el montó alcanzó los 84 000 millones al año.

Bárcena explicó que esto se debe al aumento de las reservas de IED y también a la estrategia de algunas compañías, sobre todo europeas, que "han requerido la repatriación de algunas rentas por la coyuntura económica que están enfrentando".

Por otra parte, las inversiones en el extranjero de las empresas multinacionales latinoamericanas y caribeñas sumaron en 2011 un total de 22.605 millones de dólares, lo que supone una caída de casi un 50 % respecto al 2010.

La Cepal consideró que las firmas latinoamericanas siguen en expansión y atribuyó el descenso al comportamiento de Brasil, donde los préstamos desde las filiales en el extranjero a las casas matrices se incrementaron y, al mismo tiempo, se redujeron los aportes de capital.

Chile fue el país que más invirtió en el exterior en 2011 con 11.822 millones de dólares, seguido por México (9.640 millones) y Colombia (8 289 millones).

La Cepal señaló que este 2012 la región seguirá siendo un destino atractivo para la IED, aunque la afluencia de capital puede verse afectada por un hipotético empeoramiento de la crisis en Europa y la posible desaceleración de la economía china.

Con estos factores, estimó que este año la IED podría situarse sobre los 150 000 millones de dólares.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)