1 de October de 2012 09:58

La economía griega se contraerá un 3,8 % en 2013

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La economía griega se contraerá un 3,8 % en 2013, lo que supondrá su sexto año consecutivo de recesión, según el borrador de presupuestos que hoy presentó el Gobierno griego ante el Parlamento.

Esta caída del PIB será inferior a las últimas previsiones para 2012, del 6,5%, una cifra sensiblemente superior al 5 % previsto anteriormente tanto por Atenas como por la troika para este año.

Los presupuestos de 2013 presentados hoy reducen el gasto público en más de 7.000 millones de euros, siguiendo las exigencias del Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea, la denominada "troika" internacional.

Entre los recortes previstos se cuentan 803 millones de euros en la partida de Sanidad, 304 millones en la de Defensa y 134 millones en Educación.

Otros 3 800 millones de euros se ahorrarán en las pensiones y 1 100 millones más en salarios públicos.
Ese recorte posibilitará reducir el déficit desde los 19.500 millones de euros (9 % del PIB) con que se prevé acabará este año, hasta los 13.300 millones (6,6 % del PIB) en 2013.

Parte de ese déficit está generado por el pago de servicios de la deuda ya que, sin ella el déficit público quedaría en 2.800 millones en 2012 (1,4 %), e incluso se lograría un superávit primario (antes del pago de intereses) del 1 % en 2013.

Durante la presentación de las cuentas, el viceministro de Finanzas, Jristos Staikuras, afirmó que estos presupuestos "marcan el gran esfuerzo" del Gobierno para "estabilizar las finanzas públicas", "crear las condiciones para que comience de nuevo la producción" y "asegurar la sostenibilidad de la deuda pública".
Sin embargo, la evolución de la deuda no mejora notablemente en las previsiones del Gobierno, ya que terminará 2012 con un valor de 343.230 millones de euros, el 170,8 % del PIB, mientras que al término de 2011 se situó en el 171,1 % del PIB.

Y ello a pesar de que la pasada primavera se llevó a cabo una quita de 100 000 millones de euros de la deuda griega.

Para 2013, está previsto que la deuda aumente hasta el 182,5 % del PIB, por lo que, según explicó recientemente Staikuras a Efe, el Gobierno estudia retrasar los plazos de vencimiento de los bonos helenos en manos del BCE.

Este aplazamiento, puntualizó el viceministro, no comportaría una quita similar a la realizada la pasada primavera.

El Gobierno planea también pagar todas sus deudas con el sector privado, que, según recientes datos del Ministerio de Finanzas, alcanzan los 6 500 millones de euros.

"Sólo de este modo la economía griega podrá entrar pronto en el virtuoso ciclo de estabilidad financiera y crecimiento y podrá generar condiciones a medio plazo que garanticen la dignidad y el crecimiento a todos los ciudadanos griegos", afirmó Staikuras.

Con todo, los presupuestos prevén que el paro siga siendo alto, 24,7 % en 2013, una cifra similar a los datos registrados en los últimos meses, aunque los sindicatos aseguran que la tasa de desempleo real se acerca al 30%.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)